Ves al contingut principal

Ama al lector más que a ti mismo.

¿Aman y respetan los periódicos a sus lectores, Señora Francis?.


El lector, o quizás deberíamos llamarlo “cliente”, de los contenidos de los diarios, es un desconocido para ellos. No me voy a referir en este post, a que cada vez más los diarios parecen tratar a los lectores como descerebrados que son capaces de comulgar con ruedas de molino ideológicas, (de ideología de via estrecha, claro) sino a la descripción de un camino que fortalecerá y mejorará a ambos.

El amor y el respeto se deben cultivar cada día, si creamos un periódico mas enamorado de sus lectores seguro que será más fuerte, plural y audaz. Establecer vínculos y complicidades con los clientes es cada vez más necesario.

Como se informan los diarios de como utiliza el lector al periódico, de sus gustos, aficiones, lecturas, que otro camino tienen si no es el indirecto, el de las muestras de OJD, EGM y en Catalunya del Barómetre de la Comunicacio y la Cultura, por mas que este emplee la muestra mas grande del mundo en relación a su universo.

En un mundo donde el consumo de información tiende a pasar de la Ley de Pareto a la larga cola, donde la fragmentación es la norma del consumo y la clave de la oferta; no basta con disponer de los datos indirectos de estos estudios. Como si un amigo/a nos hablara de los gustos de nuestra novia/o, no es mejor que le preguntemos y establezcamos complicidades directamente.

Es necesario que los medios conozcan en tiempo real los intereses de sus clientes, que establezcan diálogos con ellos, que premien su fidelidad, que se adapten no sólo a su idiosincrasia general, sino a la personalidad de cada uno de ellos, que los amen.

Que quede claro que estoy hablando de sus clientes, de los subscriptores y de aquellos que compran el periódico cada día o con cierta frecuencia. No hablo del magma indefinido de lectores de las ediciones digitales a los que se ofrecen las versiones de menor valor, curiosamente en un soporte que, por definición, se caracteriza por el valor añadido. Hablo del querido, amado y a veces no bien tratado LECTOR.(con mayúsculas).

Este camino no es una utopía es una realidad que desde el proyecto IOP estamos construyendo para los medios escritos.

Creamos sistemas de nuevos vínculos entre el lector y el medio. Con una oferta enriquecida que el periódico ofrece sólo a sus lectores y solo a ellos.

¿Reducimos de esta forma el universo difuso de lectores de las ediciones digitales?.

No, estas pueden seguir publicándose. IOP lo que pretende y consigue es aumentar notablemente el conocimiento que el diario tendrá, de primera mano, de su LECTOR.

Día a día, minuto a minuto pudiendo adaptar sus contenidos a una demanda, quizas fragmentada, pero infinitamente más fiel, que la generalista, a los contenidos de su interés.
Albert Pérez Novell  NVConsulting



Entrades populars d'aquest blog

En Catalunya todos somos Gary Cooper

¿Qué iluso pensaba que Europa iba a acompañar a Catalunya en este proceso?
Europa es un club de Estados que no solo no nos ayudará, sino que no mediará, ni facilitará la mediación. No esperemos nada hoy del parlamento europeo dominado por el grupo popular.

Debemos tener claro, que vivimos en un entramado (sistema) económico, donde los Estados asumen un control directo de la administración social, al dictado de los mercados y estos actúan según índices de las Agencias de Calificación. Creer que, en este entorno, hay espacio para que obtengamos ayuda en nuestro proceso, es leer mal la historia y el contexto. Es bueno recordar lo que nos contaba Bauman sobre el huevo de la serpiente: “la cara oculta de la sociedad en la que vivimos, se manifiesta en contadísimas ocasiones pero, cuando lo hace, deja desenmascarada la violencia y demás aspectos negativos que han sido utilizados, al mismo tiempo, a lo largo de la historia para la formación de la propia estructura social” .

No quiere decir que d…

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …