Passa al contingut principal

Y la incertidumbre se cernirá sobre la prensa escrita. (San Mateo, capítulo x, versículo y)

¿Cual será su futuro, morirá en manos de sus versiones digitales? ¿Existe un lector de recambio?, estas son las preguntas que se hacen los profesionales de la prensa escrita hoy.

Y algunos intelectuales démodé se hacen esta pregunta. ¿Si se acaba la prensa de masas, se acaba la democracia?, es sabido que ambos son “constructos sociales” paralelos e interdependientes.

Es tiempo abonado para vendedores de crecepelo y ungüentos maravillosos, que mitiguen esta incertidumbre. Abunda los “expertos” que opinan y nos indican el camino a seguir, normalmente con recetas redundantes, que navegan entre verdades preñadas de creencias, que acaban siendo, sólo, puras conjeturas.

Quizás, deberíamos positivar la pregunta, trasformándola en una afirmación. Existe un futuro y un lector de recambio, pero no para los modelos actuales.

Cuando digo modelo, me refiero, no sólo al producto prensa, también a los métodos que utilizamos para estudiarla. ¿Realmente hemos entendido como se relaciona el lector con el medio o para esto debería la prensa estar más enamorada de su lector y no verlo como un consumidor cansado?.

Reconozco que un blog no es el soporte idóneo para profundizar, en este o cualquier tema, pero si para provocar.

Lanzo mi provocación, han pensado que leemos el periódico para informarnos y fruto de esta información construir una reflexión, o para conocer la opinión de los “San Mateo” de turno y contrastar nuestro grado de coincidencia o divergencia con sus opiniones. Construimos pensamientos retroalimentados, como reafirmaciones en positivo o negativo y esta actitud es propia de personas mayores (mayores de 35 años)

¿Hemos pensado que la web se utiliza para otras cosas y de otra forma?, que cuando leemos prensa por Internet, de hecho, solo planeamos por varias ediciones, leyendo el titular y el lead, como mucho. De esta experiencia obtenemos una sensación de saber lo que pasa, pero experimentamos, a la vez, un cierto vacío que proviene de la ausencia de la reafirmación. Y en ausencia de reafirmación no se produce el aprendizaje, los adultos leen para reafirmarse y realimentar en bucle el conocimiento. Es una herencia del momento histórico en el que hemos crecido y no podemos sacarnos de la piel este “cogito Gutenberiano”.

Los jóvenes no han estado tan condicionados por el “leo ergo pienso” a pesar de que sus profesores y progenitores han seguido con idénticas metodologías neoescolasticas.

Pero el entorno ha cambiado, y mucho, incidiendo con fuerza en la manera en que se relacionan con la información y el conocimiento.

Personalmente creo que los jóvenes leen, pero de otra forma, y no les causa sensación de vacío el “surfear” por las ediciones digitales no necesitan la reafirmación (ausencia de referentes, ¿quizas?), pero si mantienen, y mucho mejor que la mayoría de “seniors” (por cierto palabra de raíz latina, no inglesa) una relación productiva con la información como medio para profundizar en el conocimiento, es síntesis, se documentan mejor. El joven se documenta en Internet más y mejor que la mayoría de “seniors”. Quizás para buscar la reafirmación que debe construir, pero en todo caso no veneran tanto a San Mateo como nosotros. Manejan con fluidez el hiperenlace, lo que les permite construir  “liaisons” mentales con mayor facilidad, eso si  buscan obsesivamente lo práctico y huyen de lo retórico, el dato por encima de la opinión.

Si unimos los razonamientos anteriores podemos inferir que la prensa escrita es idónea para obtener información reafirmante y Internet para documentar y generar nuevo conocimiento, incluso, en algún momento, serendipitico.

Si mi crecepelo funciona, ¿no seria conveniente plantear lazos entre lo analógico y lo digital en la línea que el proyecto IOP pretende?

Seguirá...............¿está en peligro la democracia?................

Albert Pérez Novell,  NVConsulting

Entrades populars d'aquest blog

2112, el soliloquio alucinatorio del gobierno Rajoy

El lapsus de Rajoy en su tweet al confundir 21 del 12, día previsto para las elecciones ilegitimitas convocadas por su gobierno, con el año 2112.

A primera vista, parece que Rajoy en su tweet apuesta porque el próximo presidente de la Generalitat sea:

Bromas a parte: Lo de Rajoy pertenece al genero llamado (lapsus de clave). Freud profundizó en la descripción del mecanismo de su formación en su libro llamado Psicopatología de la vida cotidiana (1901)—como una variedad de los lapsus que llamó «lapsus calami»— para significar los lapsus que ocurren cuando se mecanografía un texto y, que en algunos países también es conocido como "error de dedo" (y, con el avance de la tecnología, los que ocurren al escribir en el teclado de un ordenador, de un teléfono móvil o formas afines de comunicación.
Twitter es una fuente de síntomas si observamos los mensajes que circulan por esta, llamada, red social.
Gracias a la Serendipia  que facilita Internet, he encontrado que 2112 es el nombre del …

Consumption cannot be destroyed, like energy, it can only be transformed.

Aquesta crisi haurà canviat permanentment el comportament de compra dels consumidors. Ens deixa com herència compradors més cauts i reflexius. Però existeixen formes de consum que romandran i s’adaptaran a l’aire estoic que no tenim més remei que respirar.

No esperem que el consum desaparegui, tant sols es transformarà (el consum és com l’energia no es destrueix, es transforma).


En aquest post faig un repàs per les tendències i la fauna consumista del moment.

  Com diu Guilles Lipowetsky : El consum esta molt ligat a la seducció, com veurem més endavant: "Lluny de circumscriure a les relacions interpersonals, la seducció s'ha convertit en el procés general que tendeix a regular el consum, les organitzacions, la informació, l'educació, els costums.”. Tambè ens diu: “Cal un consum més responsable, però també invertir en noves tecnologies”.
En aquesta època hipermoderna no hi ha somnis col•lectius, sol ens queda el consum; una millor casa, un millor cotxe, etc..... La generaci…

A la sombra de los signos. “Los Archivos del Pentágono”

La repercusión que he observado en el sector periodístico del estreno de la película “Los Archivos del Pentágono”, me ha llevado a una serie de reflexiones alrededor de ciertos fenómenos que atraviesan las sociedades democráticas, entre otros, la confusión que se ha establecido entre signo y sentido, siendo así que el primero elimina al segundo.

La publicación de los famosos archivos demostró que desde sus comienzos la guerra de Vietnam estaba definitivamente perdida, lo que la convertía en una guerra sin sentido, simulada, lo que no impidió, en nombre del estratégico enfrentamiento a un nuevo foco del comunismo, que se construyera un signo en aras del que se sacrificó  la vida de cincuenta y ocho mil soldados estadounidenses y millón y medio de vietnamitas, incluida población civil.

Algunos aspectos relevantes del film: Este film de Steven Spielbergaborda conceptos como: la verdad, la investigación, situando al periodismo en el centro de la intriga, convirtiendo a estos profesionales e…