Ves al contingut principal

Prisioneros del equilibrio neoliberal

En uno de los paseos con mi hija Núria por los jardines de la Universidad de Princeton, comenzamos a hablar de John Forbes Nash.

Me indicó, que a sus 82 años todavía le había visto vagar por el campus acompañado de sus fantasmas, a los que ya no presta atención. No le han abandonado, allí siguen, simplemente ha llegado a un pacto de equilibrio con ellos y no atiende a sus demandas.

Solución consecuente con su teoría de juegos, denominada “El equilibrio de Nash”, y una derivada llamada “Dilema del Prisionero”. (Merrill Flood).
 
Ambos, en nuestra conversación sobre Nash, convinimos que estas teorías de los juegos eran especialmente fascinantes porque partiendo de una base matemática pura, de ellas siempre se destilan razonamientos éticos.
 

Que feo  es codiciar
Llevando el razonamiento a la crisis que padecemos, podemos argumentar que se inscribe en este tipo de juego. 

A riesgo de que mi argumentación parezca sacada de una película de Frank Capra, debo definir a esta crisis como "una crisis de egoísmo", basada en la máxima del beneficio por el beneficio, al precio que sea, como única premisa y esto sólo conduce a que la sociedad pague el precio de la falta la coordinación y la anarquía.

Como se puede ver la persecución de las mayores ganancias por parte de los jugadores “financieros” ha llevado al mundo, en ausencia de mecanismos eficientes de regulación financiera, al peor equilibrio desde la crisis del 1929. Sin duda alguna, esta es una situación de “Dilema de Prisionero”.

En el “Dilema del Prisionero" la estrategia más segura es la traición entre jugadores. Pero si todos traicionan, el resultado para ellos es peor que si hubieran elegido la lealtad, ya va siendo hora que se aplique esta teoría bien sencilla al juego entre gobiernos y fuerzas financieras.

    En la fiesta de Bill    
Desde 1929 (Roosevelt) hasta 1999 la ley Glass Steagall actuaba como elemento de equilibrio ente jugadores, y fue precisamente un presidente demócrata Bill Clinton quien propicio su derogación, abriendo el camino hacia la orgía especulativa neocon de la era Bush, desequilibrando el sistema hacia los intereses de los mercados financieros. 

En esta última década de paradigma neoliberal, aplicado al sistema político, con el "less state is more", se ha conseguido que la incertidumbre sea máxima. En el extremo opuesto se encuentra la aplicación al sistema bancario donde prima el modelo "too big to fail", de fusiones frias de bancos y cajas, (SIP) con lo que entramos en un bucle en el que el "riesgo sistémico" se retroalimenta. (tambien el Titànic era demasiado grande para hundirse). La diferencia es que a la banca siempre se la reflotara, con el dinero de todos, es tan "Big" que no es permisible que se hunda, la UE ya lo ha anunciado.

Desregulados los mercados financieros y contraviniendo a Nash, todos querían sacar tajada del mercado hipotecario, las subprimes, los activos tóxicos, y las inversiones productivas se desatendieron.  

    La rubia del baile    
Como se describe en una secuencia de la película,Una mente Maravillosa, Nash nos dice que se produce una situación de desequilibrio, cuando, por ejemplo, y es mi caso; en un guateque de los 60-70, todos, cual machos alfa, queríamos ligar con la rubia despampanante y sólo conseguíamos estorbarnos. Al final sólo uno, o ninguno, lo conseguía y el resto habían perdido la oportunidad de ligar con el resto de chicas que tampoco estaban nada mal. La Ley Glass repartía el juego del baile, sin ley, todos a por la rubia.

En esta crisis solo han ligado los mercados financieros, respaldados por las agencias de calificación que marcan cual es la tía buena y la fea de guateque.

      To be or not to be, Keynesian or Neoliberal
A los gobiernos se les presento un dilema del prisionero cuando la banca hizo crash en su orgía desenfrenada hacia un modelo toxico y de reciclaje internacional del ahorro. Pensar que los ahorros de nuestras pobres abuelas están invertidos en activos financieros tóxicos de no se sabe donde.

Antes el ahorro circulaba por casa (es decir por el país). Como siguen haciendo, por cierto, los japonenses, y a ellos de entrada, no parece haberles afectado tanto la crisis, aunque en los últimos meses hayan experimentado una reducción del PIB.

Los gobiernos en un alarde de política Keynesiana entraron en el dilema del prisionero compensando con dinero público "Rescate" las perdidas de la banca privada, para evitar lo que parecía ser el gran colapso global, un grave riesgo sistémico, y entonces se produce una segunda derivada: La entrada en una gran crisis de déficit público que para paliarla sólo se les ocurre volver al modelo neoliberal: Congelar pensiones y reducir sueldo de los que no pueden quejarse, porque tienen empleo garantizado, los funcionarios. Y parece que a este método tan injusto socialmente y en antítesis con la euforia neokeynesiana se han apuntado con especial vehemencia los gobiernos socialdemócratas. 
¿En que han gastado los bancos el dinero recibido?:Lo han gastado en comprar esta deuda pública que los mismos Estados han tenido que emitir para poder financiar estas multibillonárias operaciones de "Rescate" y de "restablecimiento de la confianza" de los mercados. Una jugada redonda, porque eso ahora permite al capital financiero tener las autoridades políticas y económicas de los diferentes Estados y de la propia Unión Europea bien controladas, e imponerles la estrategia para "salir de la crisis" que les resulta más conveniente.
El problema es, que los neocons pueden jugar a neokeynesianos para salvar los trastos, pero lo socialdemocratas no pueden jugar a neocons, si no es para siuicidarse y de paso arrastrarnos a todos al desastre.
Mala es la solución encontrada al dilema de Nahs, no era este el equilibrio que querían, los que antes se llamaban pueblo, o clase trabajadora o media, o la inespecifica sociedad civil. Y ante esta situación, el modelo democrático les sigue pidiendo que voten y les meten en un doble dilema del prisionero: ¿A quien votar al prisionero Zapatero  (A), o Rajoy (B), o directamente a Botin.?, el rollo siempre es, y sirve, para lo mismo, gire en un sentido u otro.

Como en el Dilema de Merrill, deberán los prisioneros encontrar el camino donde todos ganen, no puede ser como hasta ahora, que siempre ganen los mismos e impongan sus criterios, unilateralmente, a los demás.

Nashs ha pactado con sus fantasmas, los Gobiernos deberán hacer lo mismo con los mercados, pero sin perder soberanía.

Albert Pérez Novell NVConsulting

Comentaris

  1. Núria Pérez:
    Perquè els neocons poden jugar a keynesians quan els interessa i no perden les seves essències.?
    No serà perquè la seva essència ètica és, simplement, la gestió d’un sistema que gira al voltant d’uns interessos molt pragmàtics i en nom d’aquest pragmatisme tot és permès.
    Mentre que els socialdemòcrates la seva essència ètica per raons històriques d’orígens ideològics, etc., gira al voltant d’interessos més trascendents i això no els permet el pragmatisme conjuntural, sense perdre la sobra , com diria Octavio Paz
    “Perder nuestro nombre es como perder nuestra sombra; ser sólo nuestro nombre es reducirnos a ser sombra.” Que els socialdemòcrates no acabin sent sols un nom, una “marca”

    ResponElimina
  2. Albert,

    Em sembla, la teva, una reflexió interessant i encara que no la comparteixi en la seva totalitat, una visió per aprofundir-hi.

    Records!

    Joan

    ResponElimina
  3. Muy interesante la reflexión. Los neocons no han dejado de ordeñar la economía. Después de Bush han provocado la crisis al seguir ordeñando el mundo. ¿Que vendrá ahora?

    ResponElimina
  4. La Lley Glass-Steagall : Clinton la va treure i Obama la torna a posar en marxa.
    Em sembla que com a mínim és un pas en al línia exposada al post.
    El habitants de carrer del Mur de NY ja no jugaran pel seu compte aconseguint beneficis extraordinaris per a uns quants i la desesperació per la majoria.
    Albert

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

En Catalunya todos somos Gary Cooper

¿Qué iluso pensaba que Europa iba a acompañar a Catalunya en este proceso?
Europa es un club de Estados que no solo no nos ayudará, sino que no mediará, ni facilitará la mediación. No esperemos nada hoy del parlamento europeo dominado por el grupo popular.

Debemos tener claro, que vivimos en un entramado (sistema) económico, donde los Estados asumen un control directo de la administración social, al dictado de los mercados y estos actúan según índices de las Agencias de Calificación. Creer que, en este entorno, hay espacio para que obtengamos ayuda en nuestro proceso, es leer mal la historia y el contexto. Es bueno recordar lo que nos contaba Bauman sobre el huevo de la serpiente: “la cara oculta de la sociedad en la que vivimos, se manifiesta en contadísimas ocasiones pero, cuando lo hace, deja desenmascarada la violencia y demás aspectos negativos que han sido utilizados, al mismo tiempo, a lo largo de la historia para la formación de la propia estructura social” .

No quiere decir que d…

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …