Epifanías laicas de Internet 2011

Quedaron atrás los tiempos en que muchos vieron en Internet a "la gallina de los huevos de oro", cuando sólo se trataba de una tecnología que podía cambiar y mejorar muchos procesos económicos y sociales.


Melchor, Gaspar y Baltasar vieron en pobre recién nacido al hijo de Dios.

¿Que impulso a finales de la pasada década a determinados sujetos sociales  a pensar así?:


Seguramente los mismo que impulso a sus antecesores holandeses del siglo XVII a comprar desaforadamente tulipanes y lo mismo que ha desatado la burbuja del ladrillo.

A pesar de que ahora parece absurdo, pensándolo a pelota pasada, cuando se está inmerso en la vorágine especulativa, seguramente sólo cuentan los huevos. Como nos dice Woody Allen, en la película "Annie Hall": "Doctor, mi hermano está loco. Cree que es una gallina", y el médico preguntó: "Entonces, ¿por qué no lo lleva a un manicomio?", y le respondió: "Lo haría, doctor. Pero necesito los huevos."




¿Es necesario siempre crear imaginarios pregnados de poética para avanzar, o sólo lo hacemos para generar impulsos irracionales en el sistema? : La guerra de Irak fuente de riqueza, Internet y la nueva economía, sin fricciones, el fin de la historia, …..

La actual construcción de la metáfora “computación en nube” (cloud computing) va por el mismo camino, no seria más sencillo seguir hablando de Internet sin necesidad de añadidos poético/tecno/teo/lógicos, que más que facilitar la comprensión la difuminan pregnandola de cierto alo mágico.



Es definitiva estamos hablando de outsourcing de almacenamiento de datos (Hosting) en ordenadores y accesibilidad a través de redes en ambos casos no propietarios. En definitiva, lo que venimos haciendo con nuestra pagina web que la hospedamos en un servidor externo, trasladado a todo tipo de servicio informático.


Si observáramos esta tecnología cloud de otra forma seguramente podríamos desarrollar más y mejores servicios. Lo importante del llamado cloud es que acelerado el desarrollo de capas de soft: API y Middleware que permiten la ínterconectividad de sistemas que hasta ahora lo veíamos como disjuntos y que para que se entendieran necesitábamos unificar los programas y a veces hasta el hardware.


Esperemos que tanto el “cloud” como “las redes sociales”, se valoren en lo que son, sistemas que inducen eficiencia en los procesos y la interconexión, que expanden relaciones sociales, que estimulan la participación y que generan nuevas oportunidades de negocio no especulativo.


Amén


Albert Pérez Novell

Comentaris