Passa al contingut principal

23 Wifi


Se han cumplido 30 años desde que se produjo el llamado intento de golpe de estado en España.

No voy en este post a reflexionar sobre que hubiera pasado, si en el 81 hubieran existido los móviles,Wifi, blogs, faceboock, Twitter y todas las herramientas sociales 2.0 de l’actualidad. (Sólo teníamos tele, transistores y teléfonos fijos).

No es esta la línea que quiero seguir, el golpe no triunfó por múltiples causas: Presiones internacionales a la corona, (de ahí las horas y las dudas) desorganización de los golpistas, etc…. pero fundamentalmente lo que implosionó el intento fue ver el golpe como representación. Como una astracanada casposa digna del peor de los autores de vodevil, todo gracias a un operador de TVE que dejo la cámara conectada sin el piloto.

El golpe como representación:

El golpe como representación me sirve de excusa para una fugaz reflexión sobre los modelos mediáticos, su interrelación con los políticos y las redes.

De la Galaxia Gutenberg, pasando por la Galaxia McLuhan, hasta la actual Galaxia Google.

El 23 f se inscribiría, como representación, en las formas de actuación política del siglo XIX, época en que los pronunciamientos, los golpes, abundaban, y de los que sólo sabemos lo que nos cuentan las crónicas impresas, pero en este caso fue retransmitido en directo por una cámara de TV.  Lo que estaba pensado según las reglas de Gutenberg, fue expuesto en tota su obscenidad por el ojo de la aldea global de Mckluhan, la televisión.

Desde el punto de vista de la redes, la presentación del conflicto encaja en un modelo de red centralizada y jerárquica un emisor (o muy pocos emisores, “butanito” también cuenta) y muchos receptores. La resolución aun más centralizada, con el “Rey”, cual figura paterna de la aldea, tranquilizando al pueblo y ordenando a sus amigos la retirada a sus cuarteles desde la misma pantalla.



De ahí la fuerza del modelo que según McLuhan nos llevaría al aldea global (CNN (*)) todos bajo el influjo de unos cuantos canales o sistemas de comunicación, todos comulgando con lo parecido.

El modelo democrático (ver post liens pas dangereux del pasado agosto), el modelo social y el modelo mediático siguen pautas parecidas que se retroalimenta mutuamente. No se concibe una democracia de masas sin un modelo mediático también de masas, en términos de red, modelo descentralizado. El centralizado correspondería a lo que pretendían los golpistas una sola voz. (Dictadura).

Los grupos y organizaciones sociales, el ejercito, las empresas, la Iglesia, los partidos políticos, la familia, la escuela… siguen pautas parecidas se estructuran bajo modelos poco descentralizados y jerárquicos. La comunicación en ellos fluye de igual forma.

Este modelo, evolución de la galaxia Gutenberg, ha funcionado y es muy estable en el sistema MckLuhan, pero existen más que indicios que apuntan a un cambio.


En el terreno micro, en las empresas, por ejemplo, el nuevo sistema tecno-global, impone constantes adaptaciones al cambio a las que la estructura jerárquica no se amolda con la velocidad que le es requerida. Estos cambios en el modelo, entre otras consecuencias, implican la generalización de la inseguridad que se corresponde al desdibujamiento progresivo de los esquemas jerárquicos tradicionales, dando lugar a un proceso de empoderamiento en el que el sujeto aparentemente fortalece la capacidad de controlar su propia vida, pero por otro lado pierde las referencias que antes tenia, sobre las que construir una narración de vida (ver el interesante trabajo sobre Sennet y especialmente los dos casos reales que se exponen de Núria P. Olid, socióloga UB y NYU)

Este falso empoderamiento se desarrolla en paralelo a la eclosión de las redes distribuidas (Internet 2.0) un tecnología que se inscribe en una economía global indiferente a las fronteras.

Es cierto que la tecnología dominante no crea un modelo dominante de sociedad, en contra de lo que pensaba K. Marx, y prueba de ello es que en esta deriva del modelo actual, todavía las instituciones democráticas propias del otro modelo siguen siendo hegemónicas.

Pero, Internet es más que una tecnología (es más que una infraestructura). Internet genera a su alrededor una infoestructura (como dice mi amigo Alfons Cornella) y esto está fuertemente enraizado con lo cultural y ahí la cosa cambia. La vieja aspiración progre de los 60 en que se quería arrebatar el poder de comunicación a los nodos dominantes (BBC, ABC, RTVF, TVE, etc.. ) para que cada sujeto pudiera ser un comunicador, se hace realidad. Algunos teóricos de la época como Armand Mattelar decían, sin ruborizarse, que manipulando un receptor de radio a transistores se convertía en un emisor.

Esto no convierte al sistema de comunicación en una “olla de grillos”, porque existe un fenómeno en el desarrollo de las redes llamado clustering. Y es que amigos "el mundo es un pañuelo", o como se diría en inglés "what a small world it is".

Al clustering podríamos definirlo como la tendencia que tienen dos conocidos comunes a un tercero a conocerse entre si. O dicho a la manera del análisis de grafos, la tendencia a que dos nodos conectados a través de un tercero se conecten directamente entre si. Por este fenómeno de redes recibimos varias veces idénticos SMS de convocatorias  o varias recomendaciones en faceboock sobre el mismo tema, o los mismos cursis Powers Points de autoayuda.

El clustering hace que la gran red social se parezca más a una red de redes que a una única red muy interconectada. En el lenguaje del análisis estructural diríamos que la red social real tendería a representarse como un conjunto de "clusters" unidos entre si por puentes locales.

Debe entenderse la comunicación en red como una comunicación distribuida y clusterizada al mismo tiempo. Este fenómeno surge en las redes que crecen por agregación de nodos y en las que los propios nodos pueden determinan a quién se vinculan. Estas redes se llaman redes de agregación preferente (free scale networks en inglés) y fueron estudiadas por el profesor Barabasi quien las popularizó en su libro "Linked".

Con esto quiero decir que el nuevo modelo socio-cultural que se esta generando en base a esta infoestructura, deberá incidir directamente en las instituciones políticas como las estamos entendiendo hasta ahora.

Los partidos políticos nodos de una red descentralizada que en la era Mckluhan alcanzan su máximo esplendor, se verán sobrepasados por un escenario comunicacional distribuido donde los mensajes fluyen de otra forma y tiene un efecto distinto.

No vale travestirse de bloguero para entrar en esta nueva galaxia, como hacen los políticos ahora, es preciso un cambio más profundo. Aunque la transición no sera ni mucho menos tan rápida como vaticinana los tecno-gurus de Internet, debido presiamente a este efecto clustering que isomorfiza la red actual con las descentralizadas. Pero como sólo se trata de eso, parecido, pura analogía considero inevitable el deslizamiento a un nuevo modelo socio-politico-mediatico realmente distribuido, con consecuencias muy dificiles de predecir hoy por hoy.

Otro efecto que se produce en esta nueva galaxia es el de la larga cola derivada del teorema de Pareto. (ver post San Mateo, larga cola, trazabilidad, credibilidad y reconversión en los medios ) En esta larga cola, y pese al clustering, tendrán cabida todos por raros y minoritarios que sean, incluso Tejero o yo mismo.

(*) la CNN no es exactamente una cadena de información mundial, sino simplemente una cadena de información americana cuyo punto de vista sobre la información mundial es ante todo un punto de vista americano)

Continuará


Albert Pérez Novell

Comentaris

  1. Reflexió complexe però molt interessant

    ResponElimina
  2. Carlos Alonso-de-Porres28 de febrer de 2011 a les 18:13

    Aquest blog serà encara més interessant el dia que el redactor-en-cap decideixi obviar Pareto i escriure pel 80% dels lectors, no pel 20%.
    Però, vaaaale, m'ha semblat una visió innovadora sobre el model de referència de la nit dels transistors.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

2112, el soliloquio alucinatorio del gobierno Rajoy

El lapsus de Rajoy en su tweet al confundir 21 del 12, día previsto para las elecciones ilegitimitas convocadas por su gobierno, con el año 2112.

A primera vista, parece que Rajoy en su tweet apuesta porque el próximo presidente de la Generalitat sea:

Bromas a parte: Lo de Rajoy pertenece al genero llamado (lapsus de clave). Freud profundizó en la descripción del mecanismo de su formación en su libro llamado Psicopatología de la vida cotidiana (1901)—como una variedad de los lapsus que llamó «lapsus calami»— para significar los lapsus que ocurren cuando se mecanografía un texto y, que en algunos países también es conocido como "error de dedo" (y, con el avance de la tecnología, los que ocurren al escribir en el teclado de un ordenador, de un teléfono móvil o formas afines de comunicación.
Twitter es una fuente de síntomas si observamos los mensajes que circulan por esta, llamada, red social.
Gracias a la Serendipia  que facilita Internet, he encontrado que 2112 es el nombre del …

Consumption cannot be destroyed, like energy, it can only be transformed.

Aquesta crisi haurà canviat permanentment el comportament de compra dels consumidors. Ens deixa com herència compradors més cauts i reflexius. Però existeixen formes de consum que romandran i s’adaptaran a l’aire estoic que no tenim més remei que respirar.

No esperem que el consum desaparegui, tant sols es transformarà (el consum és com l’energia no es destrueix, es transforma).


En aquest post faig un repàs per les tendències i la fauna consumista del moment.

  Com diu Guilles Lipowetsky : El consum esta molt ligat a la seducció, com veurem més endavant: "Lluny de circumscriure a les relacions interpersonals, la seducció s'ha convertit en el procés general que tendeix a regular el consum, les organitzacions, la informació, l'educació, els costums.”. Tambè ens diu: “Cal un consum més responsable, però també invertir en noves tecnologies”.
En aquesta època hipermoderna no hi ha somnis col•lectius, sol ens queda el consum; una millor casa, un millor cotxe, etc..... La generaci…

A la sombra de los signos. “Los Archivos del Pentágono”

La repercusión que he observado en el sector periodístico del estreno de la película “Los Archivos del Pentágono”, me ha llevado a una serie de reflexiones alrededor de ciertos fenómenos que atraviesan las sociedades democráticas, entre otros, la confusión que se ha establecido entre signo y sentido, siendo así que el primero elimina al segundo.

La publicación de los famosos archivos demostró que desde sus comienzos la guerra de Vietnam estaba definitivamente perdida, lo que la convertía en una guerra sin sentido, simulada, lo que no impidió, en nombre del estratégico enfrentamiento a un nuevo foco del comunismo, que se construyera un signo en aras del que se sacrificó  la vida de cincuenta y ocho mil soldados estadounidenses y millón y medio de vietnamitas, incluida población civil.

Algunos aspectos relevantes del film: Este film de Steven Spielbergaborda conceptos como: la verdad, la investigación, situando al periodismo en el centro de la intriga, convirtiendo a estos profesionales e…