Ves al contingut principal

23 Wifi


Se han cumplido 30 años desde que se produjo el llamado intento de golpe de estado en España.

No voy en este post a reflexionar sobre que hubiera pasado, si en el 81 hubieran existido los móviles,Wifi, blogs, faceboock, Twitter y todas las herramientas sociales 2.0 de l’actualidad. (Sólo teníamos tele, transistores y teléfonos fijos).

No es esta la línea que quiero seguir, el golpe no triunfó por múltiples causas: Presiones internacionales a la corona, (de ahí las horas y las dudas) desorganización de los golpistas, etc…. pero fundamentalmente lo que implosionó el intento fue ver el golpe como representación. Como una astracanada casposa digna del peor de los autores de vodevil, todo gracias a un operador de TVE que dejo la cámara conectada sin el piloto.

El golpe como representación:

El golpe como representación me sirve de excusa para una fugaz reflexión sobre los modelos mediáticos, su interrelación con los políticos y las redes.

De la Galaxia Gutenberg, pasando por la Galaxia McLuhan, hasta la actual Galaxia Google.

El 23 f se inscribiría, como representación, en las formas de actuación política del siglo XIX, época en que los pronunciamientos, los golpes, abundaban, y de los que sólo sabemos lo que nos cuentan las crónicas impresas, pero en este caso fue retransmitido en directo por una cámara de TV.  Lo que estaba pensado según las reglas de Gutenberg, fue expuesto en tota su obscenidad por el ojo de la aldea global de Mckluhan, la televisión.

Desde el punto de vista de la redes, la presentación del conflicto encaja en un modelo de red centralizada y jerárquica un emisor (o muy pocos emisores, “butanito” también cuenta) y muchos receptores. La resolución aun más centralizada, con el “Rey”, cual figura paterna de la aldea, tranquilizando al pueblo y ordenando a sus amigos la retirada a sus cuarteles desde la misma pantalla.



De ahí la fuerza del modelo que según McLuhan nos llevaría al aldea global (CNN (*)) todos bajo el influjo de unos cuantos canales o sistemas de comunicación, todos comulgando con lo parecido.

El modelo democrático (ver post liens pas dangereux del pasado agosto), el modelo social y el modelo mediático siguen pautas parecidas que se retroalimenta mutuamente. No se concibe una democracia de masas sin un modelo mediático también de masas, en términos de red, modelo descentralizado. El centralizado correspondería a lo que pretendían los golpistas una sola voz. (Dictadura).

Los grupos y organizaciones sociales, el ejercito, las empresas, la Iglesia, los partidos políticos, la familia, la escuela… siguen pautas parecidas se estructuran bajo modelos poco descentralizados y jerárquicos. La comunicación en ellos fluye de igual forma.

Este modelo, evolución de la galaxia Gutenberg, ha funcionado y es muy estable en el sistema MckLuhan, pero existen más que indicios que apuntan a un cambio.


En el terreno micro, en las empresas, por ejemplo, el nuevo sistema tecno-global, impone constantes adaptaciones al cambio a las que la estructura jerárquica no se amolda con la velocidad que le es requerida. Estos cambios en el modelo, entre otras consecuencias, implican la generalización de la inseguridad que se corresponde al desdibujamiento progresivo de los esquemas jerárquicos tradicionales, dando lugar a un proceso de empoderamiento en el que el sujeto aparentemente fortalece la capacidad de controlar su propia vida, pero por otro lado pierde las referencias que antes tenia, sobre las que construir una narración de vida (ver el interesante trabajo sobre Sennet y especialmente los dos casos reales que se exponen de Núria P. Olid, socióloga UB y NYU)

Este falso empoderamiento se desarrolla en paralelo a la eclosión de las redes distribuidas (Internet 2.0) un tecnología que se inscribe en una economía global indiferente a las fronteras.

Es cierto que la tecnología dominante no crea un modelo dominante de sociedad, en contra de lo que pensaba K. Marx, y prueba de ello es que en esta deriva del modelo actual, todavía las instituciones democráticas propias del otro modelo siguen siendo hegemónicas.

Pero, Internet es más que una tecnología (es más que una infraestructura). Internet genera a su alrededor una infoestructura (como dice mi amigo Alfons Cornella) y esto está fuertemente enraizado con lo cultural y ahí la cosa cambia. La vieja aspiración progre de los 60 en que se quería arrebatar el poder de comunicación a los nodos dominantes (BBC, ABC, RTVF, TVE, etc.. ) para que cada sujeto pudiera ser un comunicador, se hace realidad. Algunos teóricos de la época como Armand Mattelar decían, sin ruborizarse, que manipulando un receptor de radio a transistores se convertía en un emisor.

Esto no convierte al sistema de comunicación en una “olla de grillos”, porque existe un fenómeno en el desarrollo de las redes llamado clustering. Y es que amigos "el mundo es un pañuelo", o como se diría en inglés "what a small world it is".

Al clustering podríamos definirlo como la tendencia que tienen dos conocidos comunes a un tercero a conocerse entre si. O dicho a la manera del análisis de grafos, la tendencia a que dos nodos conectados a través de un tercero se conecten directamente entre si. Por este fenómeno de redes recibimos varias veces idénticos SMS de convocatorias  o varias recomendaciones en faceboock sobre el mismo tema, o los mismos cursis Powers Points de autoayuda.

El clustering hace que la gran red social se parezca más a una red de redes que a una única red muy interconectada. En el lenguaje del análisis estructural diríamos que la red social real tendería a representarse como un conjunto de "clusters" unidos entre si por puentes locales.

Debe entenderse la comunicación en red como una comunicación distribuida y clusterizada al mismo tiempo. Este fenómeno surge en las redes que crecen por agregación de nodos y en las que los propios nodos pueden determinan a quién se vinculan. Estas redes se llaman redes de agregación preferente (free scale networks en inglés) y fueron estudiadas por el profesor Barabasi quien las popularizó en su libro "Linked".

Con esto quiero decir que el nuevo modelo socio-cultural que se esta generando en base a esta infoestructura, deberá incidir directamente en las instituciones políticas como las estamos entendiendo hasta ahora.

Los partidos políticos nodos de una red descentralizada que en la era Mckluhan alcanzan su máximo esplendor, se verán sobrepasados por un escenario comunicacional distribuido donde los mensajes fluyen de otra forma y tiene un efecto distinto.

No vale travestirse de bloguero para entrar en esta nueva galaxia, como hacen los políticos ahora, es preciso un cambio más profundo. Aunque la transición no sera ni mucho menos tan rápida como vaticinana los tecno-gurus de Internet, debido presiamente a este efecto clustering que isomorfiza la red actual con las descentralizadas. Pero como sólo se trata de eso, parecido, pura analogía considero inevitable el deslizamiento a un nuevo modelo socio-politico-mediatico realmente distribuido, con consecuencias muy dificiles de predecir hoy por hoy.

Otro efecto que se produce en esta nueva galaxia es el de la larga cola derivada del teorema de Pareto. (ver post San Mateo, larga cola, trazabilidad, credibilidad y reconversión en los medios ) En esta larga cola, y pese al clustering, tendrán cabida todos por raros y minoritarios que sean, incluso Tejero o yo mismo.

(*) la CNN no es exactamente una cadena de información mundial, sino simplemente una cadena de información americana cuyo punto de vista sobre la información mundial es ante todo un punto de vista americano)

Continuará


Albert Pérez Novell

Comentaris

  1. Reflexió complexe però molt interessant

    ResponElimina
  2. Carlos Alonso-de-Porres28 de febrer de 2011 a les 18:13

    Aquest blog serà encara més interessant el dia que el redactor-en-cap decideixi obviar Pareto i escriure pel 80% dels lectors, no pel 20%.
    Però, vaaaale, m'ha semblat una visió innovadora sobre el model de referència de la nit dels transistors.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

En Catalunya todos somos Gary Cooper

¿Qué iluso pensaba que Europa iba a acompañar a Catalunya en este proceso?
Europa es un club de Estados que no solo no nos ayudará, sino que no mediará, ni facilitará la mediación. No esperemos nada hoy del parlamento europeo dominado por el grupo popular.

Debemos tener claro, que vivimos en un entramado (sistema) económico, donde los Estados asumen un control directo de la administración social, al dictado de los mercados y estos actúan según índices de las Agencias de Calificación. Creer que, en este entorno, hay espacio para que obtengamos ayuda en nuestro proceso, es leer mal la historia y el contexto. Es bueno recordar lo que nos contaba Bauman sobre el huevo de la serpiente: “la cara oculta de la sociedad en la que vivimos, se manifiesta en contadísimas ocasiones pero, cuando lo hace, deja desenmascarada la violencia y demás aspectos negativos que han sido utilizados, al mismo tiempo, a lo largo de la historia para la formación de la propia estructura social” .

No quiere decir que d…

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …