Ves al contingut principal

“Swarming en la Puerta del Sol”, las agitaciones efímeras de la sociedad en red.

Acostumbro a dilatar más los plazos de publicación, pero la actualidad esta ligada con uno de los fenómenos sobre los que en este Blog, humildemente, pretendo aportar luz. Además se lo debo a mis alumnos como despedida de curso.

Swarming es una expresión inglesa que literalmente quiere decir enjambre, utilizada por John Arquilla y David Ronfeldt para caracterizar por primera vez a finales de los 80 un nuevo tipo de conflicto multiagente y multicanal donde las relaciones entre los actores parecen describir la topología de una red distribuida.
Estos fenómenos, que no son nuevos, se ven reforzados por la utilización de Internet y las herramientas de redes sociales. Para que se produzcan  requieren de un catalizador, de un elemento común fuerte que sea capaza de romper lo que los teóricos de las redes denominan el “umbral de rebeldía” , es decir a cuantos “nodos” de mi red he de convencer para que se produzca un cambio o una acción que repercuta en otras redes. Una vez superado el umbral de rebeldía los fenómenos de propagación pueden ser muy rápidos  y traducirse en swarming.

En las concentraciones de estos días en las capitales Españolas, que pertenecen a esta tipología de fenómenos, existen todos los ingredientes, un elemento común muy poderoso “la crisis” que genera un lógico “cabreo” generalizado en la población, una población juvenil directamente afectada que es la que utiliza más estas redes. Con todos estos ingredientes es fácil superar el umbral de rebeldía y el fenómeno puede ir aumentando propagándose a otros países, como ya esta pasando (están convocadas concentraciones de swarming en Berlín, Bruselas, Birmingham, Méjico, Bogotá y en seis ciudades italianas más, incluida Roma).

Lo que me sorprende es oir a políticos y tertulianos analizar el fenómeno sin tener “pu..etera idea” . Entiendo que les resulte difícil entender desde sus posiciones en redes descentralizadas, los fenómenos distribuidos que también son políticos. Deben asimilar  que la capacidad para transmitir es la capacidad para unir voluntades, para convocar, para actuar. Esta  capacidad para transmitir es una condición previa a la acción política.

En las estructuras descentralizadas, como he comentado en otros post, todo pasa por determinados nodos (la Vanguardia, El ABC…,El PSOE, el PP, la parroquia del barrio o Belén Esteban …..)

En las redes distribuidas, por definición, nadie depende de nadie en exclusiva para poder alcanzar a otro cualquiera con su mensaje. No hay filtros únicos. Todo conecta con todo, un emisor cualquiera no tiene que pasar necesariamente y siempre por los mismos para poder llegar a otros.

Entonces, ¿las redes distribuidas no tienen formas políticas de organización? . Lo que pasa es que estamos tan hechos a vivir en redes de poder descentralizadas que confundimos la organización de la representación con la organización de la acción colectiva. La perversión de la descentralización ha llegado a tal punto que “democracia” se ha hecho sinónimo de elección de representantes, es decir de nodos filtro.

Por eso todo se empecinan en descubrir quien es el nodo filtro de los fenómenos de swarming de estos dias en España. Que si Rubalcaba, que si los verdes, etc…. Además los tertulianos enfatizan negativamente el que no tengan propuestas definidas, ¿Que quieren? ¿donde esta el manifiesto? ¿Donde podemos situar este movimiento? .

¡Señores!, que esto no son unas elecciones donde todo es blanco o negro o gana uno o pierde el otro y después dependiendo de con quien se acueste gobierna uno u otro.

En este sentido, toda red distribuida es una red de iguales, aunque haya nodos más conectados que otros. Pero lo importante es que en un sistema así la toma de decisiones no es binaria. No es “si” o “no”. Es “en mayor o menor medida, en una enorme escala de grises y esto el sistema democrático actual no lo entiende.
Alguien propone y se suma quien quiere. La dimensión de la acción dependerá de las simpatías y grado de acuerdo que suscite la propuesta. Este sistema se llama pluriarquia y según los mismos autores (John Arquilla y David Ronfeldt ) hace imposible mantener la noción fundamental de democracia, donde la mayoría decide sobre la minoría cuando se producen diferencias de opinión.

Aunque la mayoría no sólo no simpatizara sino que se manifestara en contra de una proposición, no podría evitar su realización. La democracia en este sentido es un sistema de escasez: la colectividad tiene que elegir entre una cosa y otra, entre un filtro y otro, entre un representante y otro. la pluriarquia es un sistema de abundancia o de larga cola como dice Chris Anderson.

En las redes distribuidas no existe “dirección” en el sentido tradicional, pero también por qué inevitablemente surgen en su interior grupos cuyo principal objetivo es dar fluidez al funcionamiento y los flujos de la red.

Son grupos especializados en proponer acciones de conjunto y facilitarlas. No suelen estar orientados hacia fuera sino hacia el interior, aunque inevitablemente acaben siendo tomados, desde fuera, por la representación del conjunto de la red o cuando menos como la materialización de la identidad que les define. Estos grupos son los netócratas de cada red, sus líderes en un cierto sentido, pues no pueden tomar decisiones pero juegan con su trayectoria, prestigio e identificación con los valores que aglutinan la red o parte de ella, a la hora de proponer acciones comunes.

¿Qué pasa cuando una estructura distribuida se enfrenta a una descentralizada? Pues que la descentralizada lleva las de ganar en capacidad de movilización y rapidez de reflejos.

Cuando una red descentralizada, como la de los partidos políticos, se apodera de los nodos clave de las distribuidas, haciéndolas deambular por los caminos de su interés, su poder aumenta notablemente por el efecto red. (Netcalfe)

Las redes distribuidas tienen un poder efímero y muy frágil, es necesario siempre estar viendo hacia donde se dirigen y detectar rápidamente los conatos de descentralización que con toda seguridad aparecerán.
Post en veu
Albert Pérez Novell

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

En Catalunya todos somos Gary Cooper

¿Qué iluso pensaba que Europa iba a acompañar a Catalunya en este proceso?
Europa es un club de Estados que no solo no nos ayudará, sino que no mediará, ni facilitará la mediación. No esperemos nada hoy del parlamento europeo dominado por el grupo popular.

Debemos tener claro, que vivimos en un entramado (sistema) económico, donde los Estados asumen un control directo de la administración social, al dictado de los mercados y estos actúan según índices de las Agencias de Calificación. Creer que, en este entorno, hay espacio para que obtengamos ayuda en nuestro proceso, es leer mal la historia y el contexto. Es bueno recordar lo que nos contaba Bauman sobre el huevo de la serpiente: “la cara oculta de la sociedad en la que vivimos, se manifiesta en contadísimas ocasiones pero, cuando lo hace, deja desenmascarada la violencia y demás aspectos negativos que han sido utilizados, al mismo tiempo, a lo largo de la historia para la formación de la propia estructura social” .

No quiere decir que d…

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …