Ves al contingut principal

Alegato y tratamiento contra el pesimismo

Algunos tildaran de ingenua mi propuesta, pero no importa, ante tanto pesimismo reinante propongo ensalzar el optimismo como un arma eficaz contra los efectos de la crisis.

Frente a los que renuncian, a los apologistas del desinterés, aquellos que transmiten que no vale la pena hacer nada antes del 2017, a los que auguran que le país se va a la mierda. Frente a este virus del desconsuelo, el único anticuerpo efectivo es el optimismo.
Frente a la mayoría de jóvenes de este país que, según las encuestas, sólo aspiran a ser funcionarios. Lo que es peor que el pesimismo, es la muerte por conformismo.

No me refiero al pesimismo profundo que describe Schopenhauer, si no al profundo pesimismo de algunos que tienen una manera de pensar decadente y apocalíptica, que trasladan a su red social, a su trabajo, a su familia y a su círculo de amigos, contaminando al conjunto de la sociedad.
Si esta pandemia se extiende, la crisis arrasará con todo por auto convencimiento. No añadamos más elementos, no facilitemos el camino al virus de la desazón.

Para combatir estos síntomas debemos realizar un tratamiento de choque, en la línea sennetiana, deberemos tomar tres píldoras. (No combinables con heroína, coca, éxtasis o alcohol, estas se las dejamos a los pesimistas recalcitrantes, para que hagan girar más deprisa la espiral de su propio desasosiego).
Este tratamiento es válido para empresas, trabajadores y emprendedores de nuevo cuño.
La primera píldora es la del corto plazo. Esta píldora nos permitirá manejarnos y manejar proyectos a corto plazo. El sistema ya no proporcionará elementos para que podemos dibujar escenarios a largo plazo. Nos veremos obligados a improvisar durante toda la vida. (¿Es peor improvisar, que quedarse anquilosado en un puesto?) La empresa debe ser capaz de adaptarse a los cambios, si el mundo fuera estático podría seguir teniendo exito por mucho tiempo, pero con el constante cambio social, económico y político las empresas que no se adaptan están destinadas a desaparecer. En el turbocapitalismo como lo califica Lipovetsky lo importante es la adaptación constante.

La segunda píldora es la del talento. Los conocimientos y la habilidades caducarán a gran velocidad, lo que aprendo hoy no me sirve para mañana. Es la generalización del modelo Google, que te obliga si quieres disponer de la acreditación de experto en SEO o SEM de Google a hacer un curso cada dos años que té capacite para lo mismo.

Para conseguirlo las empresas deberán aprender a compartir la información con todos los empleados para aprovechar al máximo el capital humano y permitirles entender la situación actual en términos claros, crear confianza en toda la organización, acabar con el modo de pensar jerárquico tradicional, ayudar a las personas a ser más responsables y a su vez estimularlos intelectual y retributivamente para que actúen como si fueran dueñas de la empresa y asumir el reciclaje permanente como parte fundamental del proceso de trabajo.
Lo fundamental para que esos incentivos surtan efecto es que en la cultura general de la organización, la «compartición» de conocimiento se perciba como un valor apreciado y, por lo tanto, reconocido.  

 La tercera píldora es la de la renuncia. Debemos acostumbrarnos a renunciar al pasado y dejar de pensar que tiempos pasados fueron mejores. Debemos realizar una transposición de actitudes y aplicar al trabajo la misma que tenemos cuando consumimos. El consumidor compra nuevos productos, no para seguir añorando el anterior sino para superarlo. Pues bien, esta actitud consumista es la que debemos llevar a la vida laboral y a los proyectos, la obsolescencia de los productos es equiparable a la de las tareas y proyectos en el momento que nos ha tocado vivir.
El tratamiento tiene efectos secundarios muy potentes.
Me diréis que conocéis muy poca gente y empresas que lo resistan y que la mayoría sucumbiría a la primera dosis. Totalmente de acuerdo, de pequeños nos inmunizaron contra la rubeola, la polio, etc.., pero no contra la volatilidad del sistema.

Los que hemos nacido después de la 2º guerra estamos acostumbrados a movernos con cierta tranquilidad en un sistema de protección y bienestar, entre  discursos dominantes aspiracionales, canalizados por el consumo como forma de reafirmación personal y crecimiento económico-social. Las empresas se han movido en terrenos estables con crisis cíclicas más o menos predecibles en dimensión y duración, pero ahora deben aprender a moverse en terrenos pantanosos, es decir que las condiciones cambian a medida que avanzamos.

En muchos casos y especialmente en nuestro pais los empresarios se han caracterizado por los siguientes sintomas, que es preciso combatir :   Egocentrismo informacional,  Altruismo informacional,  Hipnosis patronal, Negación de la evidencia,  Conformismo grupal,  Dominio del ego, sintomas que en próximas entregas desarrollaremos como combatirlos.

Victimas del Efecto Casandra: Las señales de advertencia no produjeron reacción. Acciones de mercados emergentes, préstamos sub-prime, bonos basura y otras inversiones de riesgo se consideraron apuestas tan seguras como los billetes en el banco, esta mala interpretación de los signos nos ha llevado a la situación actual.

Es necesario un cambio en la cultura del trabajo y el capital :
Es preciso coseguir un nuevo contrato, un nuevo compromiso histórico o posthistórico (no se como llamarlo) entre trabajo y capital, ambos todavia anclados en métodos y visiones anacrónicas más propias del capitalismo industrial de los primeros tiempos.

Si se sigue el tratamiento propuesto, el proceso se podría producir en Two Steps Flows, en dos etapas, primero una minoría amplia lo asimilará bien y generará las condiciones para que otros, la mayoría, puedan beneficiarse.

Que podemos hacer:
El panorama actual ha cambiado, si antes los mercados estaban relativamente aislados, hoy  en la era de la globalización, donde se observan fenómenos que generan intrínsecamente una dinámica y permanente cambio de la mano con los avances tecnológicos y especialmente de lasTIC.
En este escenario, es fundamental saber combinar la organización del trabajo con la participación de los trabajadores en empresas donde las TIC se introduzacan estratégicamente con el fin gestionar de forma eficaz, un intangible de gran valor, el conocimiento.

Gestionar el conocimiento es, en resumen,   aprovechar, desarrollar y utilizar las   capacidades del recurso mas caro que    tienen las empresas: el cerebro humano. Pero no debemos olvidar que Gestionar el conocimiento es gestionar a los conocedores, pero las reglas y técnicas del capitalismo todavia establecen barreras para que el sentido y sentimiento de pertenencia por parte el trabajador sea el adecuado.

Sin este cambio cultural, imprescindible, no se podrá convertir el conocimiento en negocio, en fuente de riqueza. En este escenario, los proyectos especialmente orientados hacia la mejora de procesos actuales mediante la utilización avanzada de la tecnología (no confundir, con utilización de tecnología avanzada) son los que más posibilidades de éxito tendrán, porqué realmente se enfocarán hacia la obtención de un salto cualitativo hacia la calidad y eficiencia en los procesos que ya están funcionando.
Pero para ello hace falta generar una actitud emprendedora en todas las capas sociales y en todas las edades, o como no todos podemos ser empresarios mejor utilizar el calificativo más genérico de actitud proactiva.
Todos: los trabajadores, los empresarios ya establecidos y  los propios emprendedores, a los que se da por supuesta, deben potenciar esta actitud. Con la misma naturalidad que vamos al médico cuando nos duele algo o para hacernos un chequeo este tratamiento es aconsejable realizarlo de la mano de un experto en  Coaching. El Coach actua como un psicoanalista que sólo dirige al paciente con la escucha experta de sus sintomas a que el sólo acabe resolviendo sus problemas. El Coach tambien, en vez de enseñar, el entrenador facilita al pupilo a que aprenda de sí mismo.

Una forma de poner en valor el capital humano, como destaca mi amigo Ignacio Muro en su excelente ensayo “Esta no es mi empresa”, es orientar el concepto trabajo hacia el de libertad, la crisis nos está enfocando demasiado a la seguridad.

Devolver el poder al trabajo:
Libertad, no de despido, como la derecha con la falta de imaginación que la caracteriza se empeña en implementar, para generar, dicen, empleo. Si además trabajamos gratis o a cambio del sustento, miel sobre hojuelas para el capitalismo recalcitrante que está instalado en este país. Libertad para asumir poder desde el trabajo lo que se suele llamar en Psicología Social de grupos o cumunidadesempowerment.

El empoderamiento entendido como un proceso multidimensional de carácter social en donde el liderazgo, la comunicación y los grupos autodirigidos reemplazan la estructura piramidal mecanicista, militar y religiosa, por una estructura más horizontal en donde la participación de todos y cada uno de los individuos dentro de un sistema forman parte activa del control del mismo con el fin de fomentar la riqueza y el potencial del capital humano que posteriormente se verá reflejado no solo en el individuo sino también en la comunidad en la cual se desempeña.
El tratamiento propuesto  es crónico, no debe dejarse nunca la medicación. Si observa efectos secundarios apúntese al INEM, hagase torero o si es empresario antes de ajustar plantilla como única solución,
péguese un tiro.


Recomiendo un trabajo muy interesante de Núria P Olid especialmente los dos casos reales descritos al final.
Acceso al trabajo >>>>

Albert Pérez Novell

Comentaris

  1. Felicidades por el post¡¡El texto lo debería de leer mucha gente hoy en dia. Ayudaría a cambiar las cosas. Felicidades de nuevo¡¡

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

En Catalunya todos somos Gary Cooper

¿Qué iluso pensaba que Europa iba a acompañar a Catalunya en este proceso?
Europa es un club de Estados que no solo no nos ayudará, sino que no mediará, ni facilitará la mediación. No esperemos nada hoy del parlamento europeo dominado por el grupo popular.

Debemos tener claro, que vivimos en un entramado (sistema) económico, donde los Estados asumen un control directo de la administración social, al dictado de los mercados y estos actúan según índices de las Agencias de Calificación. Creer que, en este entorno, hay espacio para que obtengamos ayuda en nuestro proceso, es leer mal la historia y el contexto. Es bueno recordar lo que nos contaba Bauman sobre el huevo de la serpiente: “la cara oculta de la sociedad en la que vivimos, se manifiesta en contadísimas ocasiones pero, cuando lo hace, deja desenmascarada la violencia y demás aspectos negativos que han sido utilizados, al mismo tiempo, a lo largo de la historia para la formación de la propia estructura social” .

No quiere decir que d…

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …