La prensa, reinventarse o morir

Un euro ganado en digital por siete perdidos en papel, maniata la capacidad del sector para reinventar el modelo de negocio y la oferta.

El estudio sobre un nuevo modelo de negocio del Project for Excellence in Journalism (PEJ). Llega a una serie de conclusiones interesantes. En Journalisme.org

Que a continuación resumo:
La necesidad no es sólo adaptar el negocio ni reestructurar las redacciones y la oferta. El nuevo mercado y el cambio de consumo, hábitos y demanda de las audiencias requieren una reinvención del negocio del periodismo.

Es necesario identificar cuáles son las ventajas y activos principales de cada medio.
Un examen exigente y sin concesiones al recuerdo de una fortaleza que en muchos casos ya se agotó. Sólo a partir de la identificación de las fortalezas y debilidades estratégicas -un DAFO- muy exigente se puede construir un futuro y la transición necesaria para sostener el periodismo y su negocio en cada medio.

Huir del cumulo de lugares comunes cuya reiteración acaba por agotar al más interesado. Muchas recomendaciones pero nadie es capaz de encontrar un camino.

Que si: 1.Dar la vuelta al periodismo 2.Calidad en las informaciones. 3. Buenas narraciones que utilicen todos los recursos narrativos multimedia. 4. El reportaje, un género interpretativo, con altas dosis de análisis e investigación, que anticipe las posibles consecuencias de los hechos. 5. Informaciones con valor añadido que se distingan de lo que ofrecen otros medios de comunicación. 6.Una periodismo participativo, más implicado y comprometido, etc..
Y mas de lo mismo ...
A tener en cuenta:
El mercado de la larga cola digital del que tanto se habla como modelo en Internet sólo funciona para los medios pequeños y los grandes. En la franja intermedia -como los grandes diarios locales y regionales- es más difícil sobrevivir porque se necesita un gran volumen de negocio.

El nuevo mercado de los contenidos multimedia es disruptivo y la inercia cultural de las organizaciones, amarradas a los ingresos más sostenibles y con muchos problemas -conocimiento, destrezas, tecnología, imaginación, marketing, etc.- para desarrollar nuevas oportunidades no juega a favor de su comprensión
Los medios debe dejar de serlo en exclusiva para convertirse en aplicaciones , El futuro pasa por desarrollar una estrategia de edición móvil y aplicaciones adaptada a las ventajas, funcionalidades y hábitos de consumo de los usuarios nómadas. Estrategias que no pueden repetir la web ni el papel, sino desarrollar contenidos e interfaz adecuados para el nuevo consumo móvil.
Desarrollar el negocio en redes sociales requeriría crear equipos totalmente distintos a los que trabajan en la edición en papel y la digital. Nueva gente con nueva mentalidad
La transición a un nuevo modelo publicitario se hace en la mayoría de los casos sobre los mismos anunciantes y en busca de la publicidad gráfica, la más parecida al negocio tradicional mientras el nuevo modelo se encamina más hacia los resultados, las transacciones y el engagement social.
Olvidar el tráfico y el volumen. Lo importante para los medios es aumentar consumidores -lectores y usuarios- fieles y capilaridad en los mercados potencialmente más monetizables y esto pasa por gestar una oferta que incluya y combine los 3 elementos  que se apuntan como claves: social, local y móvil.

Desarrollar más la publicidad segmentada o smart advertising. Si lo hace google porque no lo puede hacer La Vanguardia, por ejemplo. Según el estudio, los banners y los clasificados online siguen siendo el 76% de los ingresos publicitarios de los periódicos norteamericanos.

Cambiar la estrategia comercial primero para ampliar el mercado y aumentar las estrategias de comercialización. Convertirse en plataformas de soluciones comerciales integradas para sus anunciantes.
Los medios deben ser sociales no sólo en internet, sino también en cada aspecto de la vida cotidiana, profesional, ciudadana y comercial de sus clientes: audiencia y publicidad.
Escasa innovación en los departamentos comerciales. Las reestructuraciones realizadas en las redacciones no se han hecho con tanta profundidad en el área comercial y de ventas, excesivamente orientadas a la venta tradicional de la edición impresa. Los medios no pueden seguir vendiendo impactos ni audiencia. El soporte y la audiencia tienen que convertirse en herramientas para crear soluciones comerciales y de marketing adecuadas a cada mercado, a cada público y a cada cliente.

Comentaris