Somos víctimas del pasado incapaces de entender el futuro

El pasado retroalimenta el futuro pero no puede condicionarnos tanto que nos impida generar visiones radicalmente nuevas.

Un ejemplo que forma parte de mi trayectoria profesional.
Los empresarios de la comunicación llevan tiempo rompiéndose la cabeza  para buscar nuevas fórmulas que les ayuden a mantener lectores y, en definitiva, ventas. Para que la prensa no muera.


Van pasando años y la solución no aparece, la crisis además ha propiciado otro golpe de gracia a los medios especialmente a los impresos. Un total de 57 medios de comunicación han cerrado en España en los últimos cuatro años, desde que se inició la caída de la inversión publicitaria por la crisis económica.
Mientras tanto van apareciendo un cumulo de lugares comunes cuya reiteración acaba por agotar al más interesado. Muchas recomendaciones pero nadie es capaz de encontrar un camino.


Que si: 1.Dar la vuelta al  periodismo 2.Calidad en las informaciones. 3. Buenas narraciones que utilicen todos los recursos narrativos multimedia. 4. El reportaje, un género interpretativo, con altas dosis de análisis e investigación, que anticipe las posibles consecuencias de los hechos. 5. Informaciones con valor añadido que se distingan de lo que ofrecen otros medios de comunicación. 6.Una periodismo participativo, más implicado y comprometido, etc..
La base porque estos razonamientos bien intencionados no cuajan es muy simple, porque parten de una visión asentada en modelos pasados.


Para conseguir una verdadera innovación en los Mass Media que se convierta en una realidad deberíamos olvidarnos de ellos. Iniciar una verdadera destrucción creativa del sector, en la línea Shumpeteriana.
Comenzando por cómo se estudia el periodismo en las facultades que no difiere mucho de cómo se hacía 100 años atrás, sólo cambian los artilugios tecnológicos, las rutinas y los procesos, pero las especificidades siguen siendo las mismas.


Igual que en el terreno empresarial en este país existen afamadas escuelas de negocios ESADE IESE, etc donde se enseña a gestionar empresas de una forma más o menos racional, lo que no existe ni se explica en estas escuelas es como innovar en los negocios.
Una escuela de negocios no es un escuela de innovación, igual que una facultad de periodismo difícilmente generara nuevas formas de …… periodismo o quizás  que debería comenzar por cambiar el nombre y repensar el proceso de la comunicación y de la profesión desde otra visión.


A nadie se le ocurrió decir en los albores del periodismo, que los periodistas eran escritores pegados a la cotidianeidad, eran otra cosa. Escribían, claro, pero la especificidad de su trabajo distaba mucho de la de los escritores por más cronistas que fueran. Se invento otra visión de cómo interpretar la realidad y otras técnicas nacieron.
Quizás ha llegado la hora,  no de reinventar el periodismo, sino de inventar otra cosa nueva.


Propongo un taller sobre innovación radical en el periodismo a ver quien recoje el guante yo me apunto creo que tengo cosas que decir.


Albert Pérez Novell

Comentaris

  1. Inreresante propuesta. Pero añadiría analizar el cambio en el modelo de negocio, que para mi es la clave delfin del periodismo tal como se entiende en España. Algo que entienden los anunciantes y los usuarios. Pero no los periodistas, las empresas, los agentes como políticos o los dircom.

    ResponElimina
  2. Ciertamente Jesús,
    Una cosa es la profesión y otra el negocio del periodismo.
    Y ciertamente merecen más una reflexión los modelos de negocio.
    Prometo hacerlo en otro post.
    Albert

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada