Passa al contingut principal

Entrades

S'estan mostrant les entrades d'aquesta data: agost, 2012

Eurovegas se instalará definitivamente en Catalunya. Las razones de una sinrazón

Ya podemos contar con ello: Eurovegas en Barcelona. Es imprescindible, dada la situación, que el Abat de Monserrat se ponga urgentemente a rezar por nuestras almas tan proclives al pecado del dinero y la carne, por las alcachofas del Prat y por los patos del delta del Llobregat.

Si bien se trata de un scoop proveniente de una fuente fiable de ultramar, no es mi intención hacer una crónica periodística del acontecimiento y desgranar detalles sobre como ha llegado a mí la exclusiva, sino reflexionar sobre su carácter de metáfora dentro de lo que he denominado el capitalismo gaseoso.

Las razones de una sinrazón.
Decía Pascal algo así como que…., cuando la sinrazón se impone y se sostiene como auténtica durante mucho tiempo la acabamos asimilando como razonable.

Enlazando con el post: El capitalismo gaseoso III: “Más allá de la crisis, la sublimación
En él decía: “La crisis está actuando como una lente de aumento que nos permite ver con claridad, que la sensación de dominio de nuestro presen…

De la Realpolitik a la Zynikerpolitik

La Realpolitik“política de la realidad” es la política basada en intereses prácticos y necesidades inmediatas y concretas, sin atender a la teoría o la ética como elementos "formadores de políticas". La realpolitik aboga por el avance en los intereses nacionales de un país de acuerdo a las circunstancias de su entorno, en lugar de seguir principios éticos o teóricos.

Así actúa Alemania en la gestión de la crisis e impone sus criterios de austeridad por interés propio y quiere que los sureños demostremos que somos calvinistas hasta el tuétano a la hora de asumir sacrificios. Alemania casi nunca ha jugado al cinismo político, desde Hitler hasta Merkel siempre ha enseñado sus intenciones.
Lo que he bautizado como Zynikerpolitik“política del cinismo” es más propia, aunque no exclusiva, de los países católicos cuya moral condiciona las consecuencias trascendentes de los actos al arrepentimiento final.

En España a nadie se le caen los anillos por predicar unos compromisos en la camp…