Passa al contingut principal

Malditos Bastardos

Vivimos tiempos convulsos, facilitadores de que el cinismo y la mentira, se instalen en el tejido social, como un virus  que invade las celulas y las hace trabajar para su provecho.


¿Se equivocó André Malraux cuando dijo que " El siglo XXI será espiritual o no será"?
De momento, se presenta como bastardamente individualista e hipermaterial

 Abunda la gentuza en todos los espacios sociales, personas antaño normales, se comportan de forma tremendamente sospechosa. Han olvidado intencionadamente  cualquier minúsculo e inasible atisbo de ética. Gente que se comporta como si la vida careciera de significado objetivo, propósito, o valor intrínseco, Para ellos, el otro es sólo un objeto a manipular o a destruir.
Además no disimulan; políticos, empresarios, periodistas, y el vecino del quinto 2ª que agrede a su mujer, y  la mujer del segundo 1ª que agrede a su marido, todos se permiten actuaciones y declaraciones que no hace mucho no hubieran sido capaces de contemplar.
La ética es una especie espiritual en vías de extinción. ¿Hay límites?:
La llamada ética de los negocios, si siempre ha sido un concepto preñado de indefiniciones, cuando no directamente de contradicciones, ahora simplemente no la veo en ninguna parte.
Todos tenemos algo de gentuza, no son sólo los banqueros y los políticos, que encarnarían su quintaesencia, también los propios bancarios son cómplices y sicarios de haber engañado a pensionistas con preferentes, de colaborar con contubernios empresariales - institucionales para aparentar, por ejemplo,  que el país apuesta por la gente emprendedora.
En esta línea, tengo un ejemplo reciente y cercano: En los créditos otorgados por el ICF a proyectos emprendedores, donde aparentemente este organismo asume el 70% del riesgo de cada operación y el empresario el 30%. Cuando aparece la entidad bancaria que lo materializa (el ejemplo, se refiere al Banco de Sabadell) resulta que el decreto que ampara dicha distribución de riesgos se convierte en papel mojado, asumiendo el empresario el 100% del riesgo, para más inri, con su patrimonio personal, no sólo con el de la empresa.
Comentado este hecho con un Conseller de la Generalitat, su respuesta, con la mirada baja de impotencia, fue: Si, nos hemos encontrado con muchos casos así. Sigan ustedes, políticos, ayudando a la banca y a su gentuza dirigente, con la excusa que es la espina dorsal del sistema.

Este bastardo comportamiento con el que la Institución, el ICF, salva la cara frente a la opinión pública, aparentando que avala unos créditos a emprendedores que después el banco de turno acaba endosando al propio emprendedor, es una maniobra perversa que denota un contubernio institucional - financiero extremadamente repudiable.

¿En qué mundo estamos, en qué y en quien confiamos?
Los amigos de épocas boyantes suelen desaparecer en las épocas de vacas flacas. Muchos entran en dinámicas complejas para salir del atasco económico y se sumergen en entornos nuevos, donde se sustituyen los amigos por los socios y estos, que en otro tiempo hubieran retroalimentado entusiasmo y complicidad, suelen comportarse como depredadores, muchas veces de la nada. Depredadores de hipótesis podríamos llamarles, porque muchos de los proyectos son sólo cifras y letras en un papel.
Movidos por la desesperación todos podemos convertimos en gentuza. La vertiente más perversa del sistema nos invade, cual alienígena penetrando en los cuerpos y haciéndolos funcionar con unos códigos individualistas extremadamente peligrosos para el buen desarrollo social.

Contra esta penetración perversa del poder en nuestros cuerpos y almas, sólo hay una vacuna eficiente, conservar los valores de la solidaridad, la alteridad y profundizar en una visión crítica del entorno, innovando en las formas de desarrollo, representación y gestión de lo social, denunciando sin paliativos cualquier situación que nos parezca injusta, con nosotros o con el otro.
Dejemos que esta gentuza siga retorciéndose en la mediocridad y convirtámonos en una élite innovadora, creemos una conspiración global de hombres y mujeres dignos contra la necedad, no sólo con palabras, sino con hechos.

Frente a la conspiración de la gentuza, generadora de entropía negativa, que vive instalada en la jerarquía, construyamos otra confabulación que incluya una nueva manera de pensar viejos problemas.
Entre todos hagamos que el modelo de institución dominante sea el de la RED, como sistema abierto y estructura disipativa que encuentre su razón de ser en permanecer en constante estado de flujo, en equilibrio susceptible de reordenación continua, abierta indefinidamente a la transformación. Esta forma de organización, es más adaptativa, más  eficaz y relega a la gentuza a permanecer en sus torres jerárquicas, único espacio en el que han podido sobrevivir y reproducirse. Que compitan ellos, nosotros compartiremos sinérgica, digna  e inteligentemente.

Pese a la gentuza invasora de haciendas, cuerpos y almas, existen muchos millones de personas capaces de anteponer la permanente exploración de la novedad que posibilite un cambio de paradigma,                                          ¡¡llamadme ingenuo!!




!!Felices fiestas, hombres y mujeres dignos !!
Albert Pérez Novell

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Consumption cannot be destroyed, like energy, it can only be transformed.

Aquesta crisi haurà canviat permanentment el comportament de compra dels consumidors. Ens deixa com herència compradors més cauts i reflexius. Però existeixen formes de consum que romandran i s’adaptaran a l’aire estoic que no tenim més remei que respirar.

No esperem que el consum desaparegui, tant sols es transformarà (el consum és com l’energia no es destrueix, es transforma).


En aquest post faig un repàs per les tendències i la fauna consumista del moment.

  Com diu Guilles Lipowetsky : El consum esta molt ligat a la seducció, com veurem més endavant: "Lluny de circumscriure a les relacions interpersonals, la seducció s'ha convertit en el procés general que tendeix a regular el consum, les organitzacions, la informació, l'educació, els costums.”. Tambè ens diu: “Cal un consum més responsable, però també invertir en noves tecnologies”.
En aquesta època hipermoderna no hi ha somnis col•lectius, sol ens queda el consum; una millor casa, un millor cotxe, etc..... La generaci…

A la sombra de los signos. “Los Archivos del Pentágono”

La repercusión que he observado en el sector periodístico del estreno de la película “Los Archivos del Pentágono”, me ha llevado a una serie de reflexiones alrededor de ciertos fenómenos que atraviesan las sociedades democráticas, entre otros, la confusión que se ha establecido entre signo y sentido, siendo así que el primero elimina al segundo.

La publicación de los famosos archivos demostró que desde sus comienzos la guerra de Vietnam estaba definitivamente perdida, lo que la convertía en una guerra sin sentido, simulada, lo que no impidió, en nombre del estratégico enfrentamiento a un nuevo foco del comunismo, que se construyera un signo en aras del que se sacrificó  la vida de cincuenta y ocho mil soldados estadounidenses y millón y medio de vietnamitas, incluida población civil.

Algunos aspectos relevantes del film: Este film de Steven Spielbergaborda conceptos como: la verdad, la investigación, situando al periodismo en el centro de la intriga, convirtiendo a estos profesionales e…

Metáforas interesantes del capitalismo unidimensional

Si existe una metáfora que me parece interesante dentro de la literatura, más o menos reciente, del management es la de los Océanos Azules de W. Chan Kim y Renee Mauborgne .

Yo también tengo derecho a tener mi nivel de ingenuidad,  para poder subsistir. Debe ser el espiritu navideño que me invade.
Digo que me parece interesante, porque, a diferencia de otros conceptos manidos en este tipo de literatura, aporta un elemento fundamental, muy sencillo, que en resumen consiste en la capacidad de ver las cosas de otra manera. Esto, no sé si por genética generacional o porqué narices, me gusta.

En este momento de crisis económica, se manifiesta muy claramente que en su substrato subyace una crisis de ideas, un modelo obsoleto de entender el sistema y sus reglas de juego pertenecientes a un Océano Rojo por el que resulta difícil navegar.
En los océanos rojos, los agentes del sistema tratan de superar a los rivales arañando poco a poco cuota de mercado. Conforme aparecen más competidores, las posi…