Passa al contingut principal

Marx return. Muy bien!!, pero quiero ser explotado

En la época de vacas gordas, algunos, nos creímos el simulacro de un  discurso interesado del management moderno, que considera el factor humano de la empresa como uno de los activos de mayor valor. (Capital humano). 
¿Buena fe?: Como el excedente se repartía más generosamente, IPC + 1 o 1,5 cada año, en la subida de los sueldos, nos creímos que  habíamos encontrado el camino fácil hacia un cierto equilibrio en el reparto,  olvidando  el auténtico ADN del sistema.

El reparto del poder del que algunos hablábamos y teorizábamos, e incluso contribuimos a su implantación, se evidencia como una ficción, lo único que importa es el reparto del excedente.

Defendíamos conceptos como empoderamiento, ceder poder a cambio de compromiso, es decir, la ficticia  participación en el poder del empleado. Decíamos: los empleados deben encontrar formas de usar su conocimiento y habilidades para que sucedan cosas buenas, y  añadíamos  que el temor a la pérdida de poder por parte de la gerencia es la mayor barrera al empowerment de los empleados.

Pero que empoderamiento, ni qué narices, en los tiempos Neodikensianos a los que nos vemos abocados, no caben frivolidades de este tamaño. ¿Como vamos a pedir a los empleados tamaño dislate?. Se acabó el chollo del discurso democrático en las organizaciones.

Los progres, tendrán que volver a ejercer de progres, como antes, no de reformistas neoprogres-ejecutivizados.

La crisis está poniendo las cosas en su sitio y este capital humano se nos presenta como lo que en realidad ha sido siempre “una mercancía”. (Marx return). Una mercancía hoy excedente, que no encuentra mercado que la compre transformándola en empleo.  Tan escaso es el empleo, que quizás sorprendería a Marx alguna reacción en la linea del titular, prefiero ser explotado a vivir en la indigencia.

La evidencia: el lamentable espectáculo de la desregularización del mercado del trabajo que está introduciendo el gobierno de España, que sólo obedece a los intereses espurios del empresariado más cutre y con menor proyección internacional de Europa.

Como, según dicen, no podemos devaluar el euro, devaluamos el país. Lo que se traduce, fundamentalmente, en una devaluación de las rentas del trabajo, entre otras cosas, como servicios sociales, cultura, etc…. Así el país y sus empresas se vuelven más competitivos, porque los empresarios compran una mercancía más barata (mano de obra), para así obtener  mejores plusvalías o mantener  a las que están acostumbrados.

¿Donde está la apuesta del empresariado español por marcar la diferencia competitiva?:
  • Ofreciendo un producto o servicio con alto valor añadido,  que puedan resistir los embates de la competencia a través de fuertes barreras desarrolladas a partir de la generación de ventajas competitivas  y la  innovación. 
  • Ni hablar!!,  aquí la mejora de la competitividad sólo se ha basado en el abaratamiento de la mercancía mano de obra  y del despido para recambiar mercancía cara por barata, no en la innovación.
Lo demuestra el  hecho,  de que no sólo no se ha creado empleo, sino que lo ha destruido a una velocidad de vértigo. ¿Porqué? Pues muy sencillo: porque las empresas pueden ahora desprenderse  más fácilmente  de la mercancía humana cara (os acordáis  la de convenios anteriores, si, con antigüedad y estas cosas tan molestas)  y comprar o alquilar otra más barata, con sueldos de hace 20 años.

Esta destrucción de empleo hace que el ejercito industrial de reserva de mano de obra (l@s parad@s, Marx dixit)),  retroalimente esta espiral a la baja del valor de cambio de esta mercancía. Os acordáis cuando nos quejábamos de los sueldos mileuristas, hoy parece que lo hemos olvidado; los mileuristas, milagros del neoliberalismo, se han convertido en los afortunados. 

Ahora aparece Europa con el contrato único que apunta a más y peor de lo mismo. Faltan detalles, pero bajo la apariencia de romper con la dualidad española  entre contratos fijos y temporales se presenta un único modelo, aparentemente fijo, pero con renuncias que  nos retrotraen al sistema imperante antes de la 2ª guerra mundial.

Directamente emprenderemos un viaje en el túnel del tiempo que, en cuanto a prestaciones sociales, nos llevará  al siglo XIX.

Contrato fijo, y barato, pero despido sin indemnización, sin causa objetiva, y sin límite, no hará falta ya poner coto a los ERE, ahora se podrá despedir colectivamente sin indemnización, ni costes para la empresa, ni la SS.


En paralelo se nos vende un  New Deal europeo para combatir el paro juvenil, junto, según noticia de hoy, a una amenaza de tutela férrea por parte de Bruselas de la economía española, lo que hace presagiar los peores augurios de más intervención. 

Pero, no seamos pesimistas, quizás vienen a poner coto a la chapuza del gobierno y cambian el desaguisado del rescate a Bankia, Como la canción de los Panchos "Lo dudo, lo dudo ,lo dudo. Premonitoria, por cierto: "hallarás mil aventuras, sin amor, pero al final de todas solo tendrás dolor."

¿Habrán entendido bien lo que supuso el New Deal de Franklin D. Roosevelt?, mucho me temo que no. Comienzan por destinar, a tan loable fin, una partida de 6.000 millones de euros, cifra irrisoria, frente a la magnitud del problema.  Según palabras de un portavoz de la CE  lo que se está haciendo es “reinventar la rueda cada pocos meses”. Lo que demuestra que, o no se sabe cómo atajar el problema, posible, o no se quiere, también posible.

No sé, si Marx vuelve, pero quizás ahora lo que le diríamos es, que no nos salve de la explotación, sino,  por favor Sr. Marx deje que alguien me explote, no pido nada más.

Albert Pérez Novell

Comentaris

  1. Radical, el planteamiento,
    Pese al tono irónico y radical, acierta en casi todo.

    ResponElimina
  2. Al paso que vamos, no se???.
    Entiendo la ironía pero espero que no aceptemos la explotación. Lo cierto es que nos estamos convirtiendo en la mano de obra barata de Europa. Si por una parte, se rebajan los sueldos ergo no se estimula el consumo y por otra se facilita el despido, no se bien, donde, ni como acabara este desproposito.

    ResponElimina
  3. Asco de estructura: ¡abajo el sistema!

    ResponElimina
  4. Asco de estructura: ¡abajo el sistema!

    ResponElimina
    Respostes
    1. Vale!, vale! tampoco hay que exagerar, amig@.
      Deben proponerse alternativas innovadoras. Ya no vale con simplemente romper con todo. o querer cambiar todo, para que todo siga igual

      Elimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

Las Monadas: El secreto del Planeta de los simios, ( ciencia ficción, politicamente incorrecta)

A mediados del 2º milenio, en el tercer Planeta de la Estrella Sol de la Vía Láctea,  se verifica la existencia de una especie dominante los simios y otra dominada el hombre.

Historia de una involución: El Planeta de los Simios (francés:La Planète des Singes) es una novela de ciencia ficción escrita por Pierre Boulle, publicada por Editorial Julliard en 1963.

En 1968 fue adaptada al cine en la película El planeta de los simios de Franklin Schaffner.


En el siglo quinto del segundo milenio, una nave espacial procedente de la Tierra, realiza un aterrizaje forzoso en un planeta desconocido. Los astronautas, al mando del coronel George Taylor (Charlton Heston) inspeccionan los alrededores y descubren que en este planeta los seres inteligentes y especie dominante son unos simios que comparten características físicas con los chimpancés (científicos), gorilas (militares) y orangutanes (religiosos y políticos) de la Tierra, pero que han desarrollado una civilización antropomorfizada y militariza…

2112, el soliloquio alucinatorio del gobierno Rajoy

El lapsus de Rajoy en su tweet al confundir 21 del 12, día previsto para las elecciones ilegitimitas convocadas por su gobierno, con el año 2112.

A primera vista, parece que Rajoy en su tweet apuesta porque el próximo presidente de la Generalitat sea:

Bromas a parte: Lo de Rajoy pertenece al genero llamado (lapsus de clave). Freud profundizó en la descripción del mecanismo de su formación en su libro llamado Psicopatología de la vida cotidiana (1901)—como una variedad de los lapsus que llamó «lapsus calami»— para significar los lapsus que ocurren cuando se mecanografía un texto y, que en algunos países también es conocido como "error de dedo" (y, con el avance de la tecnología, los que ocurren al escribir en el teclado de un ordenador, de un teléfono móvil o formas afines de comunicación.
Twitter es una fuente de síntomas si observamos los mensajes que circulan por esta, llamada, red social.
Gracias a la Serendipia  que facilita Internet, he encontrado que 2112 es el nombre del …

Consumption cannot be destroyed, like energy, it can only be transformed.

Aquesta crisi haurà canviat permanentment el comportament de compra dels consumidors. Ens deixa com herència compradors més cauts i reflexius. Però existeixen formes de consum que romandran i s’adaptaran a l’aire estoic que no tenim més remei que respirar.

No esperem que el consum desaparegui, tant sols es transformarà (el consum és com l’energia no es destrueix, es transforma).


En aquest post faig un repàs per les tendències i la fauna consumista del moment.

  Com diu Guilles Lipowetsky : El consum esta molt ligat a la seducció, com veurem més endavant: "Lluny de circumscriure a les relacions interpersonals, la seducció s'ha convertit en el procés general que tendeix a regular el consum, les organitzacions, la informació, l'educació, els costums.”. Tambè ens diu: “Cal un consum més responsable, però també invertir en noves tecnologies”.
En aquesta època hipermoderna no hi ha somnis col•lectius, sol ens queda el consum; una millor casa, un millor cotxe, etc..... La generaci…