Passa al contingut principal

¿Actuamos como caballeros o como lo que somos? (M M Cantinflas)

¿Es posible que Rajoy se hiciera una pregunta de este tipo, antes de su comparecencia en sede parlamentaria? ¿O su delirio traspasa su capacidad de raciocinio y realmente se cree que actúa como un caballero?

Esta frase de Cantinflas refleja muy bien el espectáculo que nuestra casta política (que no clase) ha dado este verano con los papeles de Bárcenas y corruptelas sindicales, Eres, etc..etc..  Algunos dirán que no son todos, sólo algunos. Que no se engañen, todos absolutamente todos los partidos, en este país, tienden a actuar igual, como una casta que se auto protege y actúa como lo que es.

Me gusta insistir siempre en que, lo que estoy intentando explicar, no debe confundirse con el  emergente discurso de «superación de la democracia», el lugar común mil veces repetido de «ni de derechas, ni de izquierdas» que nos recuerda, a los que aún quedamos con memoria del discurso de la Historia del siglo XX, a los primeros momentos de los fascismos contemporáneos.
Entre gitanos no se leen las manos
Denunciar este síntoma de nuestro sistema político no es abjurar de los partidos como instituciones respetables y necesarias. No confundamos el teatro, con los actores. Una gran obra puede ser destrozada por unos pésimos actores y esto es lo que ocurre en nuestro país. Pasa en todos los países, diréis. No es así, por otros lares, pasa con algunos actores, pero aquí todas las Compañías son una mierda. 

La ausencia de democracia interna en los partidos es uno de los elementos estructurales que los llevará a la destrucción. Frente a un mundo en estado volátil y tendente  a la horizontalización de las estructuras, los partidos se empecinan en ser monolíticos, verticales con discursos uniformes y censores de la discrepancia interna. Diréis que no todos los políticos son iguales: cierto, pero se parecen mucho.


La situación creada no está exenta de riesgos, como  la que vivió Italia en los 90 con el movimiento Mani Pulite que eclosiono con el advenimiento de Berlusconi. Recordemos que lo apoyó una extensa base social, la elite del catolicismo, los empresarios y parte de la izquierda socialista que había perdido todas sus ilusiones en el fango de la corrupción que destruyó al desaparecido Partido Socialista Italiano de Bettino Craxi. 

No se vislumbra en España un líder oscuro, con el poder económico y mediático de Berlusconi que aglutine voluntades como lo hizo “Il Cavaliere“, ( irónicamente apodado El Caballero por haber obtenido la cruz del merito al trabajo en 1977) que ha demostrado no serlo y si actuar como es: un corrupto y un proxeneta de lujo, entre otras cosas. Pero no nos engañemos en España, ganas, lo que se dice ganas, las tienen y muchos. Por suerte, Mario Conde ha demostrado que esta mas out que Chindasvinto. (ver post Neopopulismo de gomina).

Tampoco, las alternativas de democracia directa inducidas por la facilidad de comunicación de las TIC no parecen ser una alternativa y en muchas ocasiones son como una copia freaky del  lo establecido. ( ver post: El mundo cambia, por sí mismo, mucho más deprisa que nuestro deseo de cambiarlo.).


 Otra frase de Cantinflas: 
«No sospecho de nadie, pero desconfío de todos»
Mediocridad y deliro: (parafraseando un título de Enzenberger)
Indicadores de como se ha instalado al mediocridad soportada sobre la mentira permanente en nuestro sistema político son:
·        La ausencia de ética, de moral, de vergüenza, y no hablemos de liderazgo.
·        La mentira como moneda común, que se utiliza con una frivolidad insólita en cualquier régimen democrático. Decía el psicoanalista Alfred Adler que: “Una mentira no tendría sentido si la verdad no fuera percibida como peligrosa”.
·        Una casta política instalada en un delirio  galopante, que  se siente y ha sentido inmune y se ha comportado como si nadie pudiera actuar en su contra.
Tildo de delirante al síntoma de esta casta, porque sus actitudes y argumentos frente a los problemas, cumplen todos los requisitos del delirio, comme il faut.
Delirio:
·        ser una idea firmemente sostenida pero con fundamentos lógicos inadecuados.
·        ser incorregible con la experiencia o con la demostración de su imposibilidad.
·        ser inadecuada para el contexto cultural del sujeto que la sostiene.

Todos estos requisitos, los cumplen las declaraciones que hemos oído de los delirantes políticos españoles. Desde, Rajoy, Cospedal, hasta el que ustedes quieran, cuando se vean en circunstancias parecidas actuaran de forma delirante.

Síntesis genealógica de la insania política de España:

La generación de la transición debe jubilarse.
La transición dotó a los políticos de un aura que no les correspondía. 

Ungidos como los llamados a recambiar el hedor de la putrefacta y mugrienta casta franquista, se nos ofrecían como una sabia nueva que nos representaba a todos. Aunque, si lo pensamos bien, poco merito tiene este rol de recambio de otra casta que se inmoló en aras de una transubstanciación formal, que garantizara su subsistencia en otros escenarios, con otras formas y reglas. Que además contaba para culminar con éxito el proceso con un Driver excelente, La Monarquía.

Los elementos auténticamente ultras y retrógrados hasta lo indecible era, en el 75, minoritarios.  En el ejercito baluarte de las esencia del Caudillo, las cosas estaban cambiando. Los militares ultras de alta graduación, eran prácticamente prejubilados aunque influyentes. La tecnoestructura de los mandos intermedios, comandantes, capitanes, … no se encontraban bien en un ejército totalmente obsoleto en estructuras y armamento. Tuve oportunidad de conocer a dos de estos  comandantes Estado Mayor, Juli Busquets y Francisco López de Sepulveda. Busquets, sociólogo autor del trabajo “El militar de carrera en España” y fundador de la UMD y Sepulveda un liberal conservador, pero lejos de ser un franquista. Estos representaban a la mayoría de la inteligenza del establishment militar en el 75. Y con estos mimbres se tejió la transición a pesar que el miedo se transmitía a diario en los medios y en la calle, hasta el golpe vacuna del 23 F, perpetrado seis años después por los prejubilados, Armada, Tejero y Cia, con otros como Saenz de Santamaria que no los apoyó. Y la tecnoestructura rezando porque no hubiera una involución.  

Siguiendo con los políticos: El hecho de ser elegido por las urnas, no debería dotar al candidato electo de ningún halo, al contrario de humildad franciscana y agradecimiento por haber sido elegido. A mí, me ha tocado lidiar con algunos de estos especímenes políticos y he vivido de primera mano la concepción tecnoestructural y cortijera con la que desarrollaban su actividad (ver post El tejido empresarial español, innovar o recortar, implotar o explotar, todo un dilema tecnoestructural. (publicado en mayo de 2011).

La ausencia después de casi 40 años de una ley de financiación de partidos resulta altamente sospechosa, todos se quejan de esta ausencia, pero han tenido tiempo y no han hecho nada.

Sin ley se vive mejor, como los cuatreros del far west. El entramado político – empresarial y mediático necesario para sostener la transición, ha ido degenerando en un contubernio con idénticos actores pero con fines menos edificantes.

Partidos, que actúan como agencias de colocación, de presión, de tráfico de influencias, políticos-cuatreros que se benefician de su posición desde lo micro a lo macro, empresarios que no sólo se aprovechan de este statu quo, sino que lo estimulan, no son una excepción, de unos cuantos indeseables, es el leitmotiv del entramado tecnoestructural (polito-empresarial) que sostiene la democracia en España. Sintoma de ello son los cargos o multicargos  full muy bien remunerados, que ostentan en grandes corporaciones expoliticos de este pais 

Se habla mal de los liberados sindicales, al menos esto esta consensuado e institucionalizado, otra cosa es que sea poco eficaz y edificante, más en tiempos de crisis. Pero cuantos liberados perpetuos ocultos, tiene los partidos pagados por Instituciones, que no hacen nada a parte de cobrar.

La mayoría de los políticos españoles, no son, ni actúan como caballeros, lo hacen como lo que son, unos arribistas sin escrúpulos que se han profesionalizado en esta labor política, algunos, porque dentro de la política gana más de lo que hubiera ganado fuera. Otros, parece que han ido a perder dinero y lo compensan con sobres-sueldos.

El inefable Juan Carlos I
No pasemos de largo de la figura de nuestro simpático Rey Juan Carlos I, destilado franquista al que se ha ungido de un valor sobre-democrático, más allá del bien y del mal durante muchos años. Él fue quien nos salvo, después de pensarlo mucho,  de la astracanada golpista del 23F, vaya merito!!. La puesta en escena y el relato construido alrededor de la Monarquía ha sido impecable, hasta ahora manchaba la imagen del Rey (rumores, no demostrados) que era un picha brava redomado, pero esto los españoles lo perdonan, incluso les hace gracia.
El resto hagiografía pura, necesaria para vender una institución no democrática, sobre la que se articuló todo el entramado democrático del país. Y así nos va, hasta que el pozo negro ha rebosado, yernos picaros, hijas pícaramente tontas, safaris políticamente incorrectos y, curiosamente, una ultra derecha interesada en aprovechar el momento.

La regeneración que no llegará:
Es preciso una autentica regeneración democrática de nuestro país. No bastará con la entrada de caras nuevas, políticos post-transición (nombrados a dedo, como en Andalucía), el cambio debe de ser mucho mayor calado.

Replanteamiento de la reglas de representación, aunque parezca un contrasentido en España debe democratizarse la política.

Que se establezcan controles y se apruebe de una vez por todas una ley de financiación de los partidos, que los castigos a los corruptos sean ejemplares, que se desmonte el entramado de blindaje tecnoestructural vigente.

Estamos en un momento en que disponemos de herramientas que permitirán hacer una política Wiki, con una participación directa de los ciudadanos, que obligara a los políticos a responder “on time” a las problemáticas, y no utilizar la dilación y el amparo de casta que les ha caracterizado hasta ahora. Pero, presiento que la tendencia a reproducir lo establecido es demasiado fuerte para que un cambio de esta profundidad se produzca.

Además y lo que más jod..,  es que todos se benefician de, o a, la  erótica del poder, que por cierto, también se ha degradado de Kennedy a Clinton ;-)

Siempre nos quedará el consuelo de que podía haber sido peor.

Comentaris

  1. Extraordinario análisi que no hace más que ahondar en la preocupación. ¿Y eso como se arregla? Sería interesante abordarlo de una forma profesional, como un encargo a un consultor externo, a una Superconsultora. Puestos en este punto pienso: ¿A quién le interesaría esta acción? A los "Poderes" actuales no. La situación es fruto de la aplicación de sus intereses. Solo les podría interesar si vieran que la situación se les ha ido de las manos y quiseran hacer como "El Gatopardo" que quisieran cambiarlo todo para que no cambiara nada. Lo cual no es más que una muy pequeña esperanza para la mejora. Insisto creo que sería interesante encargarle la solución a una Superconsultora y ver que propone.

    ResponElimina

Publica un comentari a l'entrada

Entrades populars d'aquest blog

Las Monadas: El secreto del Planeta de los simios, ( ciencia ficción, politicamente incorrecta)

A mediados del 2º milenio, en el tercer Planeta de la Estrella Sol de la Vía Láctea,  se verifica la existencia de una especie dominante los simios y otra dominada el hombre.

Historia de una involución: El Planeta de los Simios (francés:La Planète des Singes) es una novela de ciencia ficción escrita por Pierre Boulle, publicada por Editorial Julliard en 1963.

En 1968 fue adaptada al cine en la película El planeta de los simios de Franklin Schaffner.


En el siglo quinto del segundo milenio, una nave espacial procedente de la Tierra, realiza un aterrizaje forzoso en un planeta desconocido. Los astronautas, al mando del coronel George Taylor (Charlton Heston) inspeccionan los alrededores y descubren que en este planeta los seres inteligentes y especie dominante son unos simios que comparten características físicas con los chimpancés (científicos), gorilas (militares) y orangutanes (religiosos y políticos) de la Tierra, pero que han desarrollado una civilización antropomorfizada y militariza…

2112, el soliloquio alucinatorio del gobierno Rajoy

El lapsus de Rajoy en su tweet al confundir 21 del 12, día previsto para las elecciones ilegitimitas convocadas por su gobierno, con el año 2112.

A primera vista, parece que Rajoy en su tweet apuesta porque el próximo presidente de la Generalitat sea:

Bromas a parte: Lo de Rajoy pertenece al genero llamado (lapsus de clave). Freud profundizó en la descripción del mecanismo de su formación en su libro llamado Psicopatología de la vida cotidiana (1901)—como una variedad de los lapsus que llamó «lapsus calami»— para significar los lapsus que ocurren cuando se mecanografía un texto y, que en algunos países también es conocido como "error de dedo" (y, con el avance de la tecnología, los que ocurren al escribir en el teclado de un ordenador, de un teléfono móvil o formas afines de comunicación.
Twitter es una fuente de síntomas si observamos los mensajes que circulan por esta, llamada, red social.
Gracias a la Serendipia  que facilita Internet, he encontrado que 2112 es el nombre del …

Consumption cannot be destroyed, like energy, it can only be transformed.

Aquesta crisi haurà canviat permanentment el comportament de compra dels consumidors. Ens deixa com herència compradors més cauts i reflexius. Però existeixen formes de consum que romandran i s’adaptaran a l’aire estoic que no tenim més remei que respirar.

No esperem que el consum desaparegui, tant sols es transformarà (el consum és com l’energia no es destrueix, es transforma).


En aquest post faig un repàs per les tendències i la fauna consumista del moment.

  Com diu Guilles Lipowetsky : El consum esta molt ligat a la seducció, com veurem més endavant: "Lluny de circumscriure a les relacions interpersonals, la seducció s'ha convertit en el procés general que tendeix a regular el consum, les organitzacions, la informació, l'educació, els costums.”. Tambè ens diu: “Cal un consum més responsable, però també invertir en noves tecnologies”.
En aquesta època hipermoderna no hi ha somnis col•lectius, sol ens queda el consum; una millor casa, un millor cotxe, etc..... La generaci…