Passa al contingut principal

Sant Jordi: la virtualidad de un sector

Sant Jordi en Catalunya (Día del Libro en España) se inscribe en lo que el sociólogo Jean Baudrillard denominaría las estrategias de la apariencia, las estrategias de la seducción o la sustitución de la realidad por la hiperrealidad, es decir, por la virtualidad.
©2012-2015 BurningSunIllust
La eclosión de las ventas de libros centrada en un día y una tradición -en donde todo un sector pone sus esperanzas- consigue que en la semana del 20 al 27 de abril se multipliquen por diez las ventas de libros en la librerías, especialmente en Catalunya. Es un fenómeno paranormal, el milagro de Sant Jordi anual. Y este 2015 se espera que incremente las ventas, al menos un 5% respecto al 2014.
Si un norteamericano, chino o alienígena (por ejemplos) apareciera un 23 de abril en Barcelona quedaría sorprendido por tal manifestación entusiasta de consumo cultural. Y es que los lectores ocasionales de Sant Jordi parecen conseguir ese día la ilusión metafísica de existir, despertando como zombis de un letargo anual exento de libros.
Algo es mejor que nada, está claro. Pero tras el simulacro del Día del Libro se lee la realidad de un sector en declive: la venta de libros en España ha descendido un 18% desde 2011, al pasar de 870 millones a 707 millones de euros en 2014 la facturación anual de las 3.650 librerías censadas en la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). Según CEGAL, 912 librerías cerraron el pasado año, aunque abrieron 226 nuevas. Las más afectadas fueron las de mayor tamaño (aquellas que superan los 1,5 millones de euros anuales en ventas), de 40 quedan 29.
Pero en el horizonte de la simulación de Sant Jordi no sólo desaparece esta realidad, también la posibilidad de mencionarla sin ser tildados de catastrofistas.

Comentaris