Ves al contingut principal

Sant Jordi: la virtualidad de un sector

Sant Jordi en Catalunya (Día del Libro en España) se inscribe en lo que el sociólogo Jean Baudrillard denominaría las estrategias de la apariencia, las estrategias de la seducción o la sustitución de la realidad por la hiperrealidad, es decir, por la virtualidad.
©2012-2015 BurningSunIllust
La eclosión de las ventas de libros centrada en un día y una tradición -en donde todo un sector pone sus esperanzas- consigue que en la semana del 20 al 27 de abril se multipliquen por diez las ventas de libros en la librerías, especialmente en Catalunya. Es un fenómeno paranormal, el milagro de Sant Jordi anual. Y este 2015 se espera que incremente las ventas, al menos un 5% respecto al 2014.
Si un norteamericano, chino o alienígena (por ejemplos) apareciera un 23 de abril en Barcelona quedaría sorprendido por tal manifestación entusiasta de consumo cultural. Y es que los lectores ocasionales de Sant Jordi parecen conseguir ese día la ilusión metafísica de existir, despertando como zombis de un letargo anual exento de libros.
Algo es mejor que nada, está claro. Pero tras el simulacro del Día del Libro se lee la realidad de un sector en declive: la venta de libros en España ha descendido un 18% desde 2011, al pasar de 870 millones a 707 millones de euros en 2014 la facturación anual de las 3.650 librerías censadas en la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libreros (CEGAL). Según CEGAL, 912 librerías cerraron el pasado año, aunque abrieron 226 nuevas. Las más afectadas fueron las de mayor tamaño (aquellas que superan los 1,5 millones de euros anuales en ventas), de 40 quedan 29.
Pero en el horizonte de la simulación de Sant Jordi no sólo desaparece esta realidad, también la posibilidad de mencionarla sin ser tildados de catastrofistas.

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …

Retomo el título de un artículo del amigo Ismael Nafria, en El Español:” Y el ‘reality’ se hizo realidad”

Lo retomo bajo otra perspectiva:
La situación es la siguiente: ¿cómo Hilaria, como la llama Villalobos, con todo es sistema a favor, los mass media escritos y audiovisuales más importantes, que no solo atacaron sino que censuraron las medias más homologables que proponía Trump en su programa (ver: Le Monde Diplomatique,  artículo de Ignacio Ramonet), toda intelligentsia, y todo el glamour Hollywoodense a favor, no consiguió ganar?.
Y ¿como Trump, con todo esto en contra, inclusos su propio partido, y aparentemente él mismo con sus declaraciones y escándalos,  si lo ha conseguido?.


Hipótesis: Se barajan varia hipótesis:
 1) Que el ciudadano castigado por la crisis ha votado una alternativa, aunque represente a priori la antítesis de sus intereses, ¿Porque lo ha hecho?.
2) Que Hilaria no conectaba con los votantes.
Yo lanzo una tercera: Tiene más peso los mensajes anticulturales de los realitys basura, que toda la reflexión sesuda y directa de los media supuestamente serios. La opinión no so…