Ves al contingut principal

Propuesta para I Congreso Intersectorial del Libro en Madrid: Una nueva red de valor De Cole a Michael, Porter.

A Cole Porter se le conoce por muchas composiciones musicales, una de ella es “Begin to begin” que en España, influidos por la película de Garci “Volver a empezar”, de la que formaba  parte de la banda sonora, se tradujo, así, como el título.
La sensación es que el debate sobre el sector del libro y su futuro ha entrado en un bucle poco productivo, un volver a empezar continuo. Esperemos que este congreso ayude a salir del mismo. No vale la queja permanente, de que así no avanzamos, que todo está mal, sobre que nos depara el futuro, ¿cuántas veces hemos oído estos discursos?, ¿cuantas soluciones se han aportado?

La salida al bucle consiste en llevar el debate 
a otro nivel.
Aquí entra el otro Porter, Michael que definió el tema de reflexión de esta mesa “la cadena de valor” en nuestro caso del libro. Pero Michael, no solo se quedo en este concepto, que hoy está cambiando y se habla más de redes de valor, porque el circuito productivo y de comercialización hoy puede comenzar distintos puntos, y conectarlos con diversas combinaciones, que soslayan intermediarios de la clásica cadena de valor. Como digo, Michael no solo definió esto, sino, que definió y desarrollo la metodología del concepto “clúster” como modelo de competitividad que transcendía los clásicos circuitos cerrados sectoriales.
Comenzar a introducir este concepto de “clúster del libro” que no ha fructificado en el sector, a diferencia de otros muchos. La idea es generar debate, noticias, y equipos de trabajo con continuidad sobre este tema.
Existe un tejido empresarial suficiente en nuestro país para la construcción de al menos dos clúster Madrid-Barcelona, que trasciendan el concepto de gremio, más ligado a la política y a la subvención y menos a la competitividad y la creación de una red de clústeres de geometría variable adaptable  para desarrollos de proyectos estratégicos interdisciplinares e interempresariales.
La labor de un clúster no incide en la de los gremios que siguen con sus funciones, si incide directamente en la competitividad del sector, mejorándola.
Un clúster no siempre se construye alrededor de un único sector, existen clúster como el de la Belleza, el de Nutrición y Salud que aglutinan diversos sectores, con actores de diversa procedencia y expertise.
El escenario actual del libro es hibrido y complejo:
¿Qué será un libro?
¿Qué rol ha de tener un editor?
¿Cómo deben reinventarse las librerías?, en un entorno-   digital transmedia, crossmedia y multiplataforma,
¿Qué hará la industria gráfica y lo distribuidores?, etc.
Este escenario difícilmente puede abordarse desde la perspectiva de siempre y requiere de alianzas y proyectos que implique a actores que hasta ahora no hablaban entre sí, o no se identificaban como posibles partners.
Que es un clúster:

Un clúster es una concentración geográfica de empresas, instituciones y universidades que comparten el interés por un sector económico y estratégico concreto. Estas “asociaciones” generan una colaboración que permite a sus miembros abordar proyectos conjuntos de todo tipo.
Un clúster no es una asociación tradicional o una patronal. Un clúster es una organización orientada al negocio y al desarrollo de las herramientas adecuadas para mejorar la competitividad de las empresas de dicho negocio.
Por lo tanto, formar parte de un clúster significa poder participar en proyectos individuales o colectivos siempre vinculados al negocio: entender sus tendencias, desarrollar las capacidades para afrontarlo, innovar en producto, servicio o la propia estrategia, atender mercados internacionales, formar al personal, desarrollar partnerships…
De este modo el clúster trabaja y estructura proyectos para que todo el entorno de un negocio (instituciones, centros de investigación, centros de formación, administraciones u otras empresas) se desarrollen de tal modo que todo el tejido productivo de este negocio sea más competitivo y se adapte a las nuevas necesidades.
El clúster aporta conocimiento a sus integrantes sobre los retos y tendencias clave del mercado, para alinearse y poner en valor las propias estrategias.
Facilita el conocimiento y la interacción entre las empresas para lograr objetivos individuales y comunes.
Trabajar en clave clúster permite conocer gente de la cadena de valor de tu negocio, que posiblemente no conocerías si te basaran en la clasificación clásica sectorial.
A través del networking, crea un espacio de debate y reflexión que propicia la colaboración.
El trabajo conjunto aporta visibilidad tanto nacional, como internacional de tu empresa, bajo el paraguas del clúster.
Las empresas son las protagonistas dentro de los clusters. De ellas salen las necesidades y las soluciones, y esto requiere su implicación activa.
Que debería hacerse:
Crear un grupo de trabajo intra e intersectorial, así como extrasectorial, que identifique las empresas ya sean, editoras, distribuidoras, librerías, graficas, tecnológicas, centros de investigación, universidades, etc.. que quieran hacer las cosas de otra manera, e identificar oportunidades de futuro.
Que analice su competitividad, de acuerdo con lo que hace en la actualidad y detectar espacios de mejora estratégica no abordados.
Que actualice el análisis de la industria del libro en la Comunidad, revisando el mapeo del sector, los principales cambios en el negocio y los retos estratégicos de las empresas que lo conforman
Que se sume a iniciativas ya en marcha como lo clúster de la Comunidad de Madrid: Clúster Aeroespacial, BioCluster, Cluster ICT Audiovisual, promovidos por la industria conjuntamente con la Universidad Carlos III, o los de la Fotónica, la Moda, el Vino, el Diseño, la Educación, los Peleteros,  el clúster Gourmet. etc.. en Barcelona
© Albert P. Novell 03-04-07

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

En Catalunya todos somos Gary Cooper

¿Qué iluso pensaba que Europa iba a acompañar a Catalunya en este proceso?
Europa es un club de Estados que no solo no nos ayudará, sino que no mediará, ni facilitará la mediación. No esperemos nada hoy del parlamento europeo dominado por el grupo popular.

Debemos tener claro, que vivimos en un entramado (sistema) económico, donde los Estados asumen un control directo de la administración social, al dictado de los mercados y estos actúan según índices de las Agencias de Calificación. Creer que, en este entorno, hay espacio para que obtengamos ayuda en nuestro proceso, es leer mal la historia y el contexto. Es bueno recordar lo que nos contaba Bauman sobre el huevo de la serpiente: “la cara oculta de la sociedad en la que vivimos, se manifiesta en contadísimas ocasiones pero, cuando lo hace, deja desenmascarada la violencia y demás aspectos negativos que han sido utilizados, al mismo tiempo, a lo largo de la historia para la formación de la propia estructura social” .

No quiere decir que d…

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …