Ves al contingut principal

ESTUDIO: Confiados y confiables. La fabricación de la confianza en la era digital.


En los inicios de la llamada cuarta revolución industrial, hablar de innovación social requiere tener la vista puesta en la economía digital. Se trata de un nuevo salto adelante en el paradigma económico, que concibe Internet a la vez como infraestructura y como medio de comunicación y de creación de valor. 

La disrupción a que nos vemos abocados nos sitúa en un mundo digital más conectado, más ágil y más veloz, que cambia la evolución de las relaciones sociales tal como las conocíamos hasta ahora. Pasamos de un modelo empresa- consumidor (B2C) a un mercado bilateral1 o modelo entre pares (P2P), en que podemos estar comprando y vendiendo a la vez, conectados con otros usuarios a través de plataformas capaces de determinar el pulso económico de nuestras sociedades. 

Como se observará, las plataformas son, en realidad, una nueva categoría de actor económico y social. Se erigen como una nueva modalidad de intermediación entre los individuos, en que la creación de valor va a depender del llamado “efecto red”, de la capacidad de generar masa crítica, de la gestión de la comunidad virtual y de saber situarse en las primeras posiciones de indexación de los buscadores de Internet. Con todo, no varía solo la forma o el contexto del modo de interacción, sino que también se produce una transformación de fondo. 

En el nuevo entorno digital, las plataformas se convierten en libros de registro de capacidad ilimitada. En este contexto, damos por bueno el mantra de que los datos son el nuevo oro: saber qué hacemos, con quién lo hacemos, cuándo y por qué puede reportar unos beneficios económicos de una magnitud insospechada. 

Si la información es poder, las plataformas capaces de generar inteligencia a partir de millones de millones de registros acumulados generan, a la vez, un nuevo modelo de negocio rentabilizando estos datos. Los usuarios se convierten ahora en colaboradores necesarios de las plataformas, que ya no crean valor por sí mismas sino que son valiosas en la medida que son capaces de dinamizar a los oferentes y a los demandantes, y conectar las necesidades con las respuestas a ellas. 

Todos los sectores relevantes de la economía ya se ven afectados por la disrupción digital. Cuando hablamos de demanda, la inmediatez, la flexibilidad y la personalización de la relación son los requisitos de los consumidores en el nuevo espacio digital y se están convirtiendo en un mandato para las empresas y para las plataformas. 

En este nuevo entorno, las start-ups emergentes serán la respuesta al desafío tecnológico y al requisito de la agilidad. Si nos referimos al mundo financiero y asegurador, estas nuevas empresas son las FinTech y las InsurTech. Si la confianza es básica para el funcionamiento social y para el crecimiento económico, ¿qué ocurre con la confianza cuando pasamos de un modelo presencial de proximidad a un modelo digital y global? Las premisas cambian y los mecanismos.

DESCARGAR EL INFORME COMPLETO>>>>>>

Albert Pérez Novell

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …

SER LIBRERO EN TIEMPOS DE CAMBIO

Mientras  en España nos deprimimos pensado que no vale la pena ser librero                   
¿Qué pasa en USA?:

Pues resulta que la American Booksellers Association tiene una sección en su página web llamada IIndependent Bookstores Are Thriving, en la que se pueden leer titulares como "Las librerías independientes están prosperando", " Amazon no mató a las librerías. Están volviendo." La palabra prosperar aparece media docena de veces en esta lista; regreso cinco veces; levantarse cinco veces; y sobrevivir cuatro. A medida que uno se desplaza hacia abajo de la páginala narración que se despliega es de resiliencia, una historia de ganancias y triunfos sobre una serie de enemigos, cada uno más feroz que el último (las cadenas, las grandes tiendas, Amazon). Para un librero, es difícil no sentirse con estos datos un poco reconfortado sobre sus probabilidades, un poco más orgulloso de su elección profesional. Esta lista les convence como libreros, de que son supervivient…