Ves al contingut principal

El uso de tecnologías avanzadas versus el uso avanzado de las tecnologías.


Hace unos años éramos prisioneros de la dicotomía que refleja el titular, eran tiempos en que las aplicaciones se nos presentaban un tanto farragosas de usar.
Ahora palabras como friendly, usability, ..constituyen el núcleo básico, el ADN de cualquier diseño de aplicación que se precie. 
Si no es usable, no es aplicable.
Más imaginación y menos tecnología
Hoy la dicotomía del título no debería ser aplicable, la tecnología se ha puesto en el lugar del usuario y no es necesario pedirle a este que sea un experto en su uso y menos en su uso avanzado.

Esta dicotomía en forma de pregunta, debe estar siempre presente en el diseño de las herramientas.

Parece que todo avanza hacia este camino, pero aún persisten ejemplos de aplicaciones que no han sido concebidas desde su uso avanzado y siguen requiriendo del pobre usuario un plus de “expertise” que casi nunca posee. 

Recientemente en una presentación en el Gremio de Editores de Catalunya de una herramienta TIC llamada “librired”, una persona del público intervino quejándose de que la encontraba muy complicada y no tenía tiempo de aprender algo tan farragoso, la respuesta del presentador fue: “Sra. esto es tecnología y la tecnología, siempre es complicada”.

Desterremos estas visiones propias del siglo XIX, aplicadas,en este caso, a una herramienta concebida como si fuera del siglo XX y estamos en el año 17 del XXI, ahora esto solo es una excusa para colocar una mala aplicación.

Aplica siempre en TIC, la máxima de Steve Krug "No me hagas pensar".


Siempre, siempre, cualquier nueva aplicación que se proclame como innovadora, debe partir de la siguiente propuesta (Alfons Cornella)


Ideas x Valor = Resultados

Aquellos que no se den cuenta que tener ideas, solo, no sirve, si no somos capaces de transformarlas en valor adaptado a las necesidades del usuario y no al revés, como algunos parecen proponer, están perdidos en un laberinto de algoritmos que no encajan con las necesidades del público, en este caso editores. 

¿Y los libreros?, se olvidaron de ellos, como casi siempre.

En un mundo de tweets, algoritmos y descargas digitales, las librerías no son un anacronismo moribundo. Son organismos vivos, que respiran, que continúan creciendo y expandiéndose.

Recientemente, aparecen nuevos agentes en el sector, como Globalbook, que ha iniciado un camino que aporta, de entrada, retroalimentación y modelos bench para las librerías, pero con el objetivo puesto en crear un espacio realmente colaborativo. Utilizando un símil, su concepción como herramienta, en formato “lego”, le permite articularse de diversas formas con los existentes y así añadir valor al conjunto.  Aporta, no sólo, la tecnología que lo hace posible; sino la visión, la escalabilidad, la estrategia y la usabilidad, que aplana el camino para su consecución. Este proyecto apunta a que podría evolucionar hacia un elemento de vertebración del espacio editorial.

En definitiva, Globalbook es el desarrollo de un sistema de estructuración de una red basada en librerías, que son los terminales de conexión con el público, concebida sobre una base tecnológica que facilite la creación de nuevos servicios avanzados de inteligencia económica, comunicación, infomediación y gestión en el sector tanto de la venta, como de la edición y la distribución de libros.

Nada de endogamia, siempre “bench”: Globalbook mira más hacia soluciones foráneas de país y sector, como la red estadounidense de agricultores, Farmers Business Network, que a una solución endogámica y de corto alcance como librired.

La verdadera innovación será el resultado de la cooperación en red.
Este ejemplo de éxito en USA, explica como la información recogida por un agricultor puede aportarle valor, y como la agregación de la información recogida por miles de agricultores en red, incrementa exponencialmente este valor.

Farmers Business Network, Agricultores Red de Negocios, es una red independiente de miles de agricultores los más avanzados de América, que agrega la información recogida por sus usuarios a lo largo y ancho de todos los Estados Unidos, de manera que los agricultores puedan aprender unos de otros.

Por 500 dólares al año y el envío de la información generada en su propia explotación, granjeros y agricultores independientes pueden acceder a la información agregada de todos los miembros de la red para obtener comparativas de rendimiento y recomendaciones imparciales de los más variados productos, en base a prácticas y datos generados en el mundo real. Después de sus dos primeros años de funcionamiento, Farmers Business Network agregaba información sobre las explotaciones agrícolas en casi tres millones de hectáreas en 17 diferentes estados norteamericanos.

Globalbook, siempre ha estado abierta a la colaboración con Librired i con quien sea, su objetivo es ser para el sector del libro la solución colaborativa por excelencia, solo hay que combinar unas con otras, para realmente producir valor y que todos los agentes del sector ganen. 


Es más, un problema cultural que tecnológico.
Quizás vale la pena que el sector se ponga el gorro de la colaboración .
Albert Pérez Novell

Comentaris

Entrades populars d'aquest blog

Un sector fracasado

El volumen de libros almacenados en España procedentes de devoluciones equivale a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
Es insostenible que en pleno siglo XXI (llevamos, aunque no los parezca, 16 años en él) en el sector del libro se perpetúen situaciones como que los almacenes tengan prácticamente sin rotación más de un 60% de sus existencias, los retornos continúen siendo superiores al 50 % o que todavía haya librerías que hagan sus pedidos por teléfono.
Como indican los informes del propio sector y destaca Manuel Gil en su blog de referencia: “El gap entre libros producidos y vendidos es de unos 100 millones anuales en España… El cálculo que hace unos días contrastaba con otros consultores es que hoy se puede almacenar una cifra cercana a los 700 millones de ejemplares”. Lo que equivale a un volumen de libros igual a más de dos terceras partes del volumen de la nave central de la basílica de San Pedro del Vaticano.
En este …

El negocio de la librería = a fracaso, ¿por qué?

Cuando entramos en un negocio, sea librería, restaurante, tienda de moda sabemos o intuimos  de antemano si están condenados al fracaso o no.
Yo reconozco fácilmente que librería cerrará en 1, 2 o tres años y aquella que, no sólo no cerrará, sino que se enfrenta a un brillante futuro.
Ese es el sentido quiero exponer modelos reales de éxito como el que emprendieron  hace unos 5 años Jeff Mayersohn y su esposa  Linda Seamonson , al comprar y reconvertir el modelo de la vieja libreríaHarvard de Cambridge,  ciudad donde cierran más librerías que Starbucks se abren en China. (situación: 1256 Massachusetts Avenue Cambridge, MA 02138).
Jeff Mayershon amante apasionado de los libros ha sido cliente de Harvard durante 30 años, recientemente retirado del mundo de la tecnología él y su esposa Linda se embarcaron en esta locura. ¡¡¡Comprar una librería!!!
Jeff y Linda, ingenuamente optimistas, se embarcaron en esta aventura en estos días oscuros de  recesión, a la sombra de Amazon, y con los libros …

Consumption cannot be destroyed, like energy, it can only be transformed.

Aquesta crisi haurà canviat permanentment el comportament de compra dels consumidors. Ens deixa com herència compradors més cauts i reflexius. Però existeixen formes de consum que romandran i s’adaptaran a l’aire estoic que no tenim més remei que respirar.

No esperem que el consum desaparegui, tant sols es transformarà (el consum és com l’energia no es destrueix, es transforma).


En aquest post faig un repàs per les tendències i la fauna consumista del moment.

  Com diu Guilles Lipowetsky : El consum esta molt ligat a la seducció, com veurem més endavant: "Lluny de circumscriure a les relacions interpersonals, la seducció s'ha convertit en el procés general que tendeix a regular el consum, les organitzacions, la informació, l'educació, els costums.”. Tambè ens diu: “Cal un consum més responsable, però també invertir en noves tecnologies”.
En aquesta època hipermoderna no hi ha somnis col•lectius, sol ens queda el consum; una millor casa, un millor cotxe, etc..... La generaci…