Tipping point of the Catalan process




Viejos socialistas superados por la historia, la edad y su ideología, junto a líderes del PP, Ciudadanos, la Falange Española y un decrepito escritor peruano que no sabía bien donde estaba y confundía a Puigdemont con Fujimori, desfilaron ayer obscenamente por las calles de Barcelona.

Mañana se declarará la independencia en el Parlament y no hay otro camino, que lo tengan claro.

Estos días he leído artículos de expertos en negociación desde medios básicamente que se editan en Catalunya promoviendo la negociación, explicando métodos que se emplean en negocios,  y que olvidan que esto no es un convenio colectivo, ni una fusión, ni una negociación comercial, es otra cosa.

Ahora negociar seria partir de una desventaja para Catalunya, negociar qué y a partir de qué.

Olvidan que para negociar ambas partes deben estar en igualdad de condiciones y este no es el escenario. Lo único que las igualaría, en parte, solo en parte, es que el Parlament de Catalunya proclamara la DUI y a partir de ahí negociar, el cómo y el cuándo. Ahí se pueden abrir ventanas de oportunidad para ambas partes.

No lo entiende ni Pablo Iglesias, que parece más abierto. Y no lo entienden porque todos, absolutamente todos, parten de la posición de la unión de su Patria, lo que ellos llaman la legalidad institucional o el miedo a perder la gallina de los huevos de oro.

Esta no es la posición de Catalunya que apela a la legalidad popular.

Sabemos que como mínimo serán 10 años de intensa negociación, que esto solo ha empezado, pero no podemos ir hacia atrás, que es lo que pretenden. Ahora toca partir de una hoja de ruta clara, desde posiciones lo más simétricas posibles.

El miedo no es la fórmula que funciona en Catalunya, como intentan esgrimir desde la postura española. Catalunya es un pueblo prudente, excesivamente pensamos algunos.

La fuga de sedes sociales, que no de empresas, facilitada y estimulada por el gobierno no debe extrañar, o hemos olvidado que familias financiaron el golpe de Franco: los March, los Mateu, etc..y la siempre borrosa posición de Cambó . ahora son corporaciones no familias, pero su lógica sigue siendo la misma.



"Tipping point"
La sociedad Catalana ha llegado en este asunto, como dice Malcolm Gladwell al "Tipping point" . Gladwell  define a este punto de inflexión como "el momento de la masa crítica, el umbral, el punto de ebullición".  trata de explicar y describir los "misteriosos" cambios sociológicos que marcan la vida cotidiana, mensajes y comportamientos propagados como virus ".

Las tres reglas de Gladwel se cumplen en el caso catalán:
Gladwell hace una analogía entre las epidemias virales y las epidemias sociales. Una epidemia viral depende del agente, la fuerza del virus y el ambiente mientras que la epidemia social depende de las personas (ley de los pocos), la fuerza del movimiento (la “pegajosidad”) y el contexto en el que se desarrolla.
Estos procesos se producen con extrema virulencia, eficacia y rapidez en la llamada sociedad de la información.

La ley de los pocos
“The Law of Few” De acuerdo con Gladwell, los economistas llaman a esto el principio 80/20 y es la idea de que en cualquier situación cerca del 80% de la acción será llevada a cabo por un 20% de los participantes. Los simulacros de referéndum realizados en los últimos 9 años en poblaciones catalanas que comenzó en Arenys de Munt  han ido forjando de abajo a arriba, de pocos a muchos la necesidad de participación en proceso de independencia.

Los Conectores
Son aquellas personas u organizaciones que conocen a un gran número de personas. Un conector es esencialmente el equivalente social de un concentrador de red informática. Es decir, por lo general conocen gente a través de una serie de círculos sociales, culturales, profesionales y económicas. Aquí la Asamblea y Omnium ha jugado un papel fundamental como conectores.

Mavens
Son "especialistas en información", o gente que confiamos en que nos conectan con la nueva información, acumulan nuevos conocimientos y saben cómo compartirla de manera adecuada y propicia a los demás. Estos sujetos en el caso catalán ha sido intelectuales y empresas de comunicación como el diari Ara, El Punt y especialmente TV3.

Vendedores
Son los "persuasores", personas carismáticas con capacidad de negociación de alto alcance, ellos tienden a tener un carácter indefinible que va más allá de lo que dicen y quieren dar a entender, lo que hace que los demás quieran llegar a un acuerdo con ellos. Aquí los líderes de la Asamblea y Omnium encarnados en Jordi Sànchez y Jordi Cuixart

La “adherencia”
“The stickiness factor” se refiere a que tan bueno es el mensaje o producto que se quiere esparcir. Sin importar que tan bueno sea el conector, el maven o el vendedor, si el mensaje o el producto no satisface una necesidad. En este caso el mensaje satisface aspectos muy profundos de la psicología individual, en cuanto posicionan y definen al sujeto en un contexto general de crisis económica, social y de valores.

El poder del contexto
El comportamiento humano es sensible , perceptible y fuertemente influenciado por su entorno. Como bien lo menciona Gladwell "Las epidemias son sensibles a las condiciones y circunstancias de los tiempos y lugares en que se encuentran."  

El contexto político en España, la mala gestión de este problema por el PP y el PSOE desde el principio con la sentencia sobre el Estatut por el Tribunal Constitucional. El Estatut fue un intento para solucionar un problema muy serio, que se vio truncado por esta sentencia que alteró lo que los ciudadanos habían votado, al mismo tiempo la propia sentencia indicaba en algunos extremos que la reformas que se pretendían requerían de una reforma de la Constitución”  esto ha  propiciado esta adherencia al movimiento independentista.

Y no olvidemos la historia.

Albert Pérez Novell


Comentaris